Presidente Xi lleva a cabo diplomacia de alto nivel con sus vecinos del sudeste de Asia

8 de octubre de 2013

8 de octubre de 2013 — Con el Presidente Obama "solo en casa", la reunión de la Asociación de Cooperación Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés) que comienza el 8 de octubre pudiera tener resultados positivos, después de la diplomacia personal sin precedentes que ha realizado en la región el Presidente chino, Xi Jinping, logrando nuevos acuerdos importantes con Indonesia y Malasia, incluyendo ofertas de una mayor cooperación militar.

En tanto que los "sospechosos de siempre", Japón, Australia y Estados Unidos, emitieron una declaración provocadora sobre el asunto del Mar del Sur de China, eso no va a llegar a ninguna parte en las próximas discusiones en el foro de la APEC. Los acuerdos económicos que está ofreciendo China a los países vecinos ponen de relieve los beneficios mutuos muy tangibles que obtienen las naciones de esta cooperación y del acercamiento a una cooperación en la seguridad, como son el patrullaje marítimo conjunto de las fuerzas navales de los países, que pudiera ayudar a resolver algunas de las tensiones que han surgido, producto de varias disputas fronterizas marítimas.

Algunas personalidades chinas han criticado la iniciativa de la "Nueva Ruta de la Seda" del Presidente Xi para Asia Central, dada a conocer en la cumbre de la Organización para la Cooperación Shangai (OCS) el mes pasado en Bishkek, argumentando que esto significaba "poner la otra mejilla" en la complicada situación en la costa del Pacífico. Pero la visita del Presidente al Sudeste Asiático y la propuesta de la "Ruta de la Seda Marítima" muestra que la tendencia general de la nueva diplomacia económica de China tiene muchas aristas y es coherente con el discurso que dio el Presidente Xi en la Universidad de Nazarbayev en donde hizo un llamado distintivo para que se unieran en un "gran espacio económico" los países de Asia Central de la OCS con los países del Foro Económico del Este de Asia en el Pacífico. Aquí también el presidente Xi está pidiendo la creación de "una plataforma de inversión y financiamiento para el desarrollo de la infraestructura "similar a su propuesta de un banco de desarrollo de la infraestructura del OCS. Muchas de estas iniciativas sin duda se van a concretizar más cuando el Primer Ministro chino Li Keqiang visite las naciones del Sudeste la próxima semana, como prolongación de la visita del Presidente Xi a la región.

Por supuesto, buena parte de esto es para gran disgusto del gobierno de Obama. Pero si Estados Unidse se deshace de Obama y sus políticas de obstruccionismo, y adopta la política del NAWAPA XXI para presentarla en la mesa de negociaciones, ese "espacio económico" se podría expandir a toda la región del Asia-Pacífico.