Reid mantiene alineados a los demócratas detrás de las órdenes de Wall Street para cerrar el gobierno y caer en incumplimiento

9 de octubre de 2013

9 de octubre de 2013 — El periódico del Capitolio The Hill del lunes 7 perfila al senador Harry "todos callados" Reid [1], líder de la bancada de mayoría del Senado, por ser el principal abusador encargado de mantener a los demócratas en línea detrás de las órdenes de Wall Street y de Obama para que se mantenga el cierre del gobierno y después llegar a un catastrófico incumplimiento del gobierno, que se están promoviendo para ablandar a la población estadounidense para que acepte golpes mortales a sus ingresos y sus servicios médicos. Estos van a desatar muertes masivas, especialmente entre los ciudadanos de edad avanzada.

Una vez que el miedo y el pánico sean lo suficientemente grandes para poder salirse con la suya, Wall Street le va a ordenar a Reid y Obama —quienes ahora insisten en que "no habrá negociaciones"— para que den marcha atrás y se apresuren a negociar con los republicanos los recortes fatales en la seguridad social, e incluso recortes mayores en la asistencia médica. En medio de un desplome generalizado, van a surgir los "rescates internos" al estilo Chipre, para robarse las cuentas bancarias de los ciudadanos comunes y corrientes para echar andar la última ronda de especulación de Wall Street.

Junto con las amenazas y chantajes, Reid y Obama están prometiendo victorias electorales para mantener en línea a los demócratas con sus políticas que en realidad no son más que suicidio nacional. El Huffington Post informó la semana pasada que el Comité Nacional Demócrata (CND) tuvo su mejor día de recabación de fondos el lunes, 31 de septiembre, desde las elecciones del 2013 cuando el gobierno se abalanzaba al cierre esa medianoche. The Hill informó el 1 de octubre que el CND había recabado casi $850,000 en las 24 horas que precedieron al cierre de medianoche. En el transcurso del día, el CND le envió no menos de 6 correos electrónicos a sus partidarios, cuatro directamente pidiendo dinero y dos pidiendo apoyo para combatir el "cierre del GOP" (como se conoce al Partido Republicano en EU).

MoveOn.org, una organización financiada por Soros que es cómplice de Reid y Obama, comisionó una encuesta que se supone demuestra que los demócratas podrían ganar 17 nuevas curules y recuperar el control de la Cámara de Representantes, si las elecciones se celebraran hoy, gracias al cierre del gobierno. ¡Una victoria en base al suicidio nacional!

En una declaración del 5 de octubre [2], Lyndon LaRouche dijo: "A menos que se convierta en ley de inmediato la Glass-Steagall, el plan de Obama y Wall Street es desatar la peor austeridad genocida y el saqueo del pueblo estadounidense en toda la historia. La separación total de la banca comercial de todas las actividades de casino bajo la Glass-Steagall es el único remedio. Hay que quebrar a Wall Street ahora, antes de que ellos puedan imponer con toda la fuerza sus esquemas genocidas. El Presidente Obama no es más que un instrumento de estos intereses de Wall Street, como lo evidencia su dedicación servil a mantener el programa de rescates internos y rescates externos y a parar la Glass-Steagalll...

"Es hora de que el Congreso rompa con Wall Street y el títere de los banqueros en la Casa blanca, y haga lo único que puede volver a poner a Estados Unidos en el curso de una prosperidad genuina: la aprobación esta semana de la Glass-Steagall con votación mayoritaria a prueba de vetos".