EIR identifica la realeza británica como los promotores del genocidio en África

15 de octubre de 2013

15 de octubre de 2013 — Diariamente los africanos enfrentan el genocidio. Por todo el continente, las madres despiertan cada mañana sin saber si ese día van a poder alimentar a sus hijos o verlos morir por falta de nutrición. La tasa de mortandad infantil en menores de cinco años debido a la desnutrición ha empeorado en la región de Sahel de África.

Press TV de Irán informó el 12 de octubre [1] que la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (ONU) concluyó que de 79,087 casos de desnutrición severa aguda en niños menores de cinco años, 362 murieron en la región Zinder de Níger, entre el 1 de enero y el 23 de septiembre del 2013.

En entrevista con Press TV el 12 de octubre, Lawrence Freeman, director de la Oficina sobre África de la Executive Intelligence Review, identificó esto como una política de genocidio consciente para África, promovida por la familia real británica. Freeman dijo que "si se mira el hecho de que tras décadas y décadas de preocupación global por la pobreza, todavía tenemos millones de personas que están muriendo por falta de alimentos, esto se tiene que entender como una política de genocidio.

"El sistema financiero global internacional mismo, dirigido por la City de Londres y Wall Street no quieren que los africanos vivan. Quieren reducir la población. La política de genocidio ha continuado en África durante muchas décadas.

"Yo conozco de varios proyectos que se podrían usar, en los cuales invertir, que podrían aliviar el hambre. Se niegan tajantemente a hacer este tipo de inversiones. Estamos tomando la decisión de matar gente en vez de construir infraestructura para el agua, energía, transporte ferroviario y la agricultura que podría alimentar a la gente".

Cuando se le pidió a Freman que clarificara si esta era una política sistemática para deshacerse de africanos, respondió: "Hay un grupo, pudiéramos llamarlos malthusianos extremistas, u otros que son más extremistas, que creen que el mundo está sobre poblado.

"Existen diversas declaraciones de la familia real –el príncipe Felipe, el príncipe Carlos, Elizabeth- todo el Fondo Mundial por la Vida Silvestre (WWF), el movimiento ambientalista, el llamado Movimiento Verde, es un movimiento para suprimir el progreso, suprimir la tecnología, de forma tal que en efecto esta política es, y así lo han declarado públicamente, ellos creen que hay demasiada población en el mundo y hay muy pocos recursos.

"Ahora, este es un argumento fraudulento, porque la creatividad del hombre y la ciencia pueden superar las llamadas limitaciones. Pero ellos creen en eso y quisieran que la población mundial se redujera a mil millones de personas.

"Para África ellos quisieran ver a solo un pequeño grupo de personas ahí, en donde ellos puedan controlar los recursos con un número limitado de africanos sobre el terreno. Pudiera sonar terrible, pero es la verdad".