Fuente privilegiada del Partido Demócrata admite que LaRouche tuvo razón: El verdadero color genocida de Obama ...

16 de octubre de 2013

Fuente privilegiada del Partido Demócrata admite que LaRouche tuvo razón: El verdadero color genocida de Obama sale a la luz en el careo sobre el presupuesto.

16 de octubre de 2013 — Un miembro prominente del Partido Demócrata confirmó que el verdadero color del Presidente Obama se ha revelado ahora, inevitablemente, en su acuerdo con los congresistas republicanos para implementar recortes de austeridad asesinos, bajo la apariencia de resolver la crisis del cierre del gobierno y del límite de endeudamiento. La fuente reconoció con franqueza que las advertencias sobre Obama, que desde hace tiempo viene haciendo Lyndon LaRouche, y que muchos las habían desestimadas por ser supuestamente "exageradas", han quedado demostradas por completo. Esta fuente señaló que ahora está claro que los enormes recortes a los programas de la red de seguridad social, junto con la continuación de los rescates a Wall Street, y ahora, el saqueo por medio de la política de 'rescates internos', ya se habían establecido todos como política, desde que se aprobó la "Comisión Bazofia" de Simpson-Bowles en el primer gobierno de Obama. Desde ese momento en adelante, estaba claro que la magnitud de los recortes no podría aprobarse en el Congreso, y que tendrían que imponer varias formas de dictaduras tecnócratas para que se aprobaran a la fuerza las medidas genocidas de austeridad. Desde el comienzo, Obama, estaba totalmente encima de la dirección de estos programas genocidas, y no le tembló el pulso al destrozar la Constitución y convertir al Congreso en un montón de mirones culpables.

Una segunda fuente, también cercana al liderazgo del Partido Demócrata, confirmó que el punto de vista expresado antes, es cada vez más predominante entre un numeroso grupo de legisladores, y que el ala del Partido Demócrata que se opone a las políticas de austeridad, hasta ahora estuvo demasiado dividida como para pelear de manera efectiva en contra de los esfuerzos combinados de los congresistas republicanos y la Casa Blanca de Obama. Esta misma fuente confirmó que la evaluación que hizo LaRouche en su videoconferencia del 9 de abril del 2009 [1], está ahora resonando en una red mayor. No importa cuál sea el resultado inmediato de la batalla sobre el cierre y el incumplimiento del gobierno, en las próximas horas y días, en las elecciones, los estadounidenses se las van a cobrar a todos los que están asociados con esta política asesina.