Resuena la advertencia hecha por LaRouche

4 de septiembre de 2013

4 de Septiembre de 2013 — Aun cuando la mayoría de los miembros del Senado juró lealtad a los planes de guerra de Obama, con toda la seriedad de un equipo de debates de bachillerato, la advertencia que hizo Lyndon LaRouche, en el sentido de que un ataque militar contra Siria implica una amenaza inminente de guerra termonuclear, tuvo su eco y resonó en las audiencias del 3 de septiembre [1] en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, en la cual, John Kerry (Secretario de Estado), Chuck Hagel (Secretario de Defensa), y el general Martin Dempsey (Jefe del Estado Mayor Conjunto) rindieron testimonio.

El senador Risch (republicano por Idaho) dijo que el vio todos los videos de YouTube y se conmovió tremendamente. Sin embargo, dijo: "Estoy reacio. Sería una estupidez que cualquiera de los intereses de Estados Unidos se viese involucrado. ¿A dónde nos llevaría esto? ¿Cuál es el límite? ¿Qué harían los rusos?"

Luego de que Kerry [2] le respondiera con una larga arenga, Risch respondió a esto preguntado que, "¿Qué pasa si esto se nos va de las manos? ¿Qué pasa si el Hezbollah la agarra contra Israel?" El mentiroso de Kerry trató de asegurarle que no habría una gran confrontación ni con Rusia ni con Irán.

La senadora Jeanne Shaheen (republicana por Nueva Hampshire) preguntó: "¿Cómo vamos a hacer para que el conflicto no se extienda mas allá de las fronteras de Siria y por toda la región?"

La presentación que hizo el senador Tom Udall (demócrata por Nuevo México) fue la más elaborada. Aunque a pesar de que, como los otros, no disputó las evidencias falsas de que el gobierno de Assad hizo un ataque militar con armas químicas, sí dijo que ve con "enorme preocupación" un ataque militar. Se supone que se trata de enviar un mensaje. ¿Cuál mensaje? ¿De que Estados Unidos es el policía del mundo? Cualquier intervención tiene un precario fundamento legal. ¿Acaso ya agotamos todas las oportunidades que nos brinda la diplomacia? El régimen de Assad cuenta con el respaldo de los rusos y los chinos; deberíamos enfocar nuestra furia en ellos. [Esto es un error, pero Udall lo repitió muchas veces].

Continuó diciendo que esto es una paso que tiene la posibilidad de llevarnos a una guerra general total. Ya hemos pasado por esto. Iraq invadió a Kuwait, y nosotros hicimos una intervención militar "limitada" en 1991. A esto siguieron años de represalias limitadas y otras acciones, que nos llevaron a la segunda guerra contra Irak, la mayor equivocación cometida en la historia de la política exterior de Estados Unidos. Muchos de los que votaron a favor de esta, se arrepintieron después.

¿Cómo podemos garantizar que esto es una acción limitada? ¿Cómo podemos garantizar que esto no va a ayudar a Al-Qaeda? Udall interrumpió una larga perorata de Kerry, para decir que no debíamos haber abandonado tan pronto a las Naciones Unidas, y avergonzar a Rusia y a China. El ataque haría que los extremistas se fortalezcan. De nuevo interrumpió a Kerry para subrayar que el mundo colocó un mecanismo de orden para estas cosas, refiriéndose a las Naciones Unidas. ¿Por qué no lo utilizamos?

El senador Chris Murphy (demócrata de Connecticut) preguntó si nuestra acción iba a aminorar la gravedad de la situación, haciéndola más segura. Se preguntó si había algún límite al poderío militar estadounidense. ¿Cómo se responde sin ir a la guerra? Kerry se alzó a la cima de la demagogia en su respuesta, diciendo que "solo tres dictadores han utilizado armas químicas desde la Primera Guerra Mundial: Hitler, que mató a millones de judíos con gas, Saddam Hussein [evitó mencionar que con apoyo de Estados Unidos], y ahora Bashar Assad. ¡Si Estados Unidos tiene conocimiento de esto y no le detiene, el uso del gas va a proliferar! ¡Hemos visto esto en el metro de Tokio!". Casi no pudo aguantarse cuando estuvo a punto de amenazar con gasear al senador Murphy.

El senador Rand Paul de Kentucky, por supuesto se opuso a la guerra, pero perdió la oportunidad de mostrarle a la mayoría el tipo de payasos desconsiderados que son. Sin embargo sí afirmó que, "los estadounidenses no quieren una guerra. Ni una de las miles de llamadas sobre el tema que yo he recibido ha sido para respaldarla".

El senador Markey (demócrata por Massachusetts) dijo que, en 100 días, los inspectores no pudieron encontrar armas de destrucción masiva en Irak. Es comprensible que la gente esté preocupada. Yo quiero que nosotros busquemos evidencia adicional. Espero que no vayamos a empantanarnos en la guerra civil en Siria. Mucha gente quiere que hagamos eso, pero los estadounidenses no.

Estaba muy preocupado porque no conocemos en su totalidad cual sería la reacción de los rusos, y le preguntó al general Dempsey si cómo respuesta Rusia incrementaría su ayuda militar [a Siria]. Dempsey respondió que es posible que hagan eso; seguramente le han asegurado a Siria que cualquier equipo que sea destruido se lo van a reemplazar.

Markey le preguntó a Kerry, cuándo estará disponible el informe de los inspectores de las Naciones Unidas, y Kerry respondió que en 2 o 4 semanas. ¿No sería más sensato, por lo tanto, esperar hasta entonces para asegurar que la comunidad internacional confíe en nosotros?

Kerry le respondió con un sermón sobre cómo las Naciones Unidas no tienen la autoridad para asignar una culpa. Admitió que pudiera agregar detalles adicionales y evidencia adicional, pero que ello no nos va a decir nada que no sepamos ya, porque "ellos no tienen los medios para hacer lo que hicimos nosotros", o sea, mentir descaradamente. Pero en realidad, al contrario de lo dicho por Kerry, cualquier investigación a fondo, va a dejar en claro de dónde vinieron los ataques con armas químicas, incluso si no lo dicen explícitamente.