Más evidencia de que el Obamacare mata

17 de octubre de 2013

17 de octubre de 2013 — Como se informó anteriormente, el diario New York Times (NYT) ha publicado tres artículos durante las últimas semanas, al parecer únicos, que reflejan una coincidencia tardíamente con los señalamientos que hizo Lyndon LaRouche hace cuatro años de que Obama, y específicamente entonces el "Obamacare", mata y es una legislación fascista. Ayer el Washington Post le agrega más evidencia.

El primer artículo del NYT del 2 de octubre, revela que unos 9 millones de estadounidenses pobres quedan fuera tanto del Medicaid (el programa del gobierno de atención médica a los más pobres) como del seguro subsidiado del Obamacare y que por lo tanto van a quedar sin ningún seguro médico si entran en vigor los "cambios" a la ley. El segundo, uno de los artículos principales del domingo 12 de octubre [1] muestra que el portal electrónico del Obamacare, o el "portal de la salud", está fallando como si estuviera diseñado para evitar que los estadounidenses obtengan su seguro a través de él. Cita a contratistas, funcionarios del gobierno en funciones o retirados, ejecutivos de aseguradoras y grupos de consumidores estresados por los serios problemas de acceso al sitio. "Estas no son deficiencias". El software del sitio no funciona y la Casa Blanca recibió innumerables advertencias de que no iba a funcionar y se negó a demorar el lanzamiento.

El tercer artículo, el artículo de ocho columnas del 15 de octubre, denuncia la rápida diseminación de atroces "tarjetas de crédito médicas", que no son más que préstamos de alto riesgo para cubrir servicios médicos. Los bancos las están emitiendo (entre los cuales destaca el criminal Hong Kong and Shangai Bank, HSBC) y los proveedores se las están metiendo a los pacientes en los momentos más vulnerables, cuando están sufriendo o cuando les acaban de informar que necesitan algún procedimiento que no cubre el seguro y que ellos no pueden pagar. Estas tarjetas de alto riesgo, que se ofrecen sin tener que pagar nada al principio aumentan drásticamente a 23% de interés en 18 meses y a 35% de interés si se falla en alguno de los pagos.

El 15 de octubre, el Washington Post publicó un informe [2] que no se cubre de manera destacada, del primer intento que se hizo por estudiar lo que realmente sucedió en el 'HealthCare.gov en sus primera dos semanas hasta el 13 de octubre. Encontró que los estadounidenses efectivamente no se pueden asegurar usando el sitio. "Atroz" es como lo califica el vicepresidente Matthew Pace de la compañía de investigaciones Millward Brown Digital, una compañía investigadora no partidista, que llevó a cabo el estudio.

El estudio concluye que 9.4 millones de estadounidenses visitaron el sitio y que de estos, 3.1 millones intentaron registrarse. PERO, solo 1.01 millones pudieron hacerlo; y un minúsculo 36,000 quedaron asegurados. Si continua esto hasta el 1 de enero, la cantidad de personas que van a obtener el seguro Obamacare va a ser simplemente insignificante, lo que probablemente va a dar como resultado que muchas disposiciones de la ley se pospongan o reviertan. La Casa Blanca minimizó rápidamente el estudio; un vocero de la Administración de Servicios Humanos y de Salud lo calificó de incorrecto, pero la Casa Blanca se niega a dar ninguna información sobre esto hasta noviembre.