Escritor confirma: Obama quería el cierre del gobierno; su embargo presupuestal es más grande que el de Paul Ryan

17 de octubre de 2013

16 de octubre de 2013.- Obama provocó el cierre del gobierno y fue su asesora cercana Valerie Jarrett la que lo planeó cuidadosamente, según el escritor Ed Klein, (quien el año pasado escribió una biografía de Obama, titulada "The Amateur"). Klein dice que Jarrett fue la que estuvo detrás del plan de forzar con los republicanos el cierre del gobierno en relación al Obamacare como parte de la estrategia de que para el próximo año, los demócratas retomen el control de la Cámara de Representantes. Esto confirma en gran parte lo dicho por la EIR y LPAC en estas dos semanas, cuando informamos que había sido Obama el que quería el cierre del gobierno y que había sido dirigido por Jarrett y David Axelroad bajo el pretexto de que esto le podría ayudar a los demócratas a retomar la Cámara de Representantes en el 2014.

Según el relato de Klein, publicado hoy en el New York Post, Jarrett convenció a Obama de que el cierre del gobierno y el incumplimiento eran una gran oportunidad para satanizar a los republicanos y ayudarle a los demócratas a retomar el control de la Cámara de Representantes en el 2014. Fue Jarrett la que salió con la idea de usar las palabras "rehén" y "rescate" y "terroristas" en contra de los republicanos, dice Klein. Agrega que personas enteradas dentro de la Casa Blanca se refieren a Jarrett como "la acosadora nocturna" porque ella es la única asesora presidencial que frecuentemente pasa tiempo en los aposentos familiares y cena con los Obama. Fue durante una de estas sesiones nocturnas que Jarrett diseñó la estrategia de no negociación que Obama ha usado en su enfrentamiento con el GOP (partido republicano) durante el cierre del gobierno, informa Klein.

Aunque el relato de Klein es probablemente preciso, deja por fuera el problema más general detrás del cierre del gobierno. El 2 de octubre, Obama obtuvo sus órdenes en una reunión en la Casa Blanca con la crema y nata de los banqueros hampones de Wall Street; estas órdenes incluían parar la Glass-Steagall y usar el cierre del gobierno y la amenaza de incumplimiento para imponer una austeridad brutal en contra de la población estadounidense.

La forma en cómo se ha intentado imponer esto se puede ver en la forma en que se han ido presentando el tema del embargo presupuestario en las diversas Resoluciones de Continuidad (RC) que se han ofrecido en las últimas semanas.

En coordinación con Obama, los demócratas en el Senado han aprobado varias veces en el último mes una "RC responsable, limpia, gobierno financiable", que recorta los gastos discrecionales casi totalmente hasta el nivel del presupuesto del segundo año del embargo presupuestal de Obama, que no va a empezar a aplicarse sino hasta el 15 de enero del 2014. El nivel anterior de gastos presupuestales al embargo presupuestal era de unos $1,070 billones; el nivel del primer año del embargo presupuestal, que está por terminar, es de unos $998 mil millones; el segundo año del embargo presupuestal está en $968 mil millones; la "RC limpia" del Senado pide $986 mil millones, más bajo que el último proyecto de presupuesto elaborado por el presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan! Estas son cifras que no toman absolutamente en consideración la inflación.

Esto es lo que el embargo presupuestal de Obama, continuado y en realidad acelerado por el Senado que encabeza Reid (jefe de la bancada demócrata) estaban buscando recortar, hasta que, irónicamente, una facción republicana se volvió loca y llevó a la nación al borde del incumplimiento (para satisfacción de los titiriteros). Ahora, viendo la generalizada rabia pública en contra de esto, Reid está proponiendo gastos por encima del billón de dólares para el 15 de enero SI ES QUE la austeridad que él y Obama estaban proponiendo se reemplaza -y mucho más- con la "reforma a la Seguridad Social y el Medicare".