Ya es público: el Seguro Social y el Medicare en el patíbulo para lograr un "acuerdo"

15 de octubre de 2013

15 de octubre de 2013 — De la misma forma en que Obama usó el impasse sobre el techo de endeudamiento en el 2011 para crear la "gran negociación" llamada embargo presupuestario, así hoy está usando el cierre del gobierno para aplicar una purgar a los programas de seguridad social de Franklin D. Roosevelt. Hoy, el gobierno está hablando en términos de "deshacer el embargo presupuestario", que significa usar los fondos de los programas de derechos sociales para que regrese a trabajar el personal suspendido por los recortes originales aprobados por el gobierno, acelerando así la quiebra de programas tales como el Seguro Social y el Medicare.

Al intervenir a nombre del gobierno en el programa Face the Nation del domingo 13 de octubre, el senador Charles Schumer se explayó diciendo que "la disputa ha sido como deshacer el embargo presupuestario. Los republicanos quieren hacerlo con recortes en los programas de derechos sociales; en otras palabras, tomar recortes en los programas de derechos sociales y despues usar ese dinero para deshacer por lo menos parte del embargo presupuestario. Los demócratas quieren hacerlo con una mezcla de recortes obligatorios, algunos programas sociales, y con otros ingresos..."

En otras palabras, este portavoz del gobieno quiere que creas que la única diferencia entre los demócratas y los republicanos ahora es qué tan rápido y que tan profundos van a ser los recortes en los programas de derechos sociales. Le correspondió a Bob Schieffer mencionar el hecho de que a lo mejor no todos los demócratas están de acuerdo con esta traición. Schiffer mencionó que el jueves 10 de octubre "ya casi se había logrado" un acuerdo, pero que "algunos demócratas de izquierda, de extrema izquierda" obstaculizaron la traición, que Schumer no negó, sino que solo saltó al siguiente punto de 'temas a tratar'.

También el domingo, en el diario Washington Post, del lado republicano, el congresista por Oklahoma Tom Coburn defendió la idea de que el problema de la baja en la calificación de la deuda soberana de Estados Unidos por parte de la agencia calificadora Standard & Poor, había sido que en el 2011 no se recortaron los programas de derechos sociales. Incluso cuando el entrevistador Ezra Klein le leyó directamente del informe de S&P, Coburn insistió: "Yo lo leí de una forma totalmente diferente. El problema es que fuimos incompetentes para arreglar los programas de derechos sociales. No hubiéramos tenido la baja en la calificación si se hubieran aceptado los arreglos a los programas de derechos sociales que el Presidente Obama tenía en su presupuesto para los programas sociales y se hubieran aprobado con un aumento en el techo de endeudamiento. Hay toda una serie de cosas que podemos hacer...".

En medio del intercambio de palabras entre los dos obre el tema, finalmente el entrevistador Klein planteó la cuestión más general de los niveles de vida, provocando un momento de honestidad en el político. Coburn dijo: "Tenemos los niveles de vida que teníamos en 1989. Vamos hacia atrás. Yo creo que es un problema real. Los políticos han hecho que nos enfoquemos en el corto plazo al costo tremendo de no tomar buenas decisiones políticas a largo plazo. Todo esto tiene que ver con el liderato. Se trata de que el país en su conjunto se una y diga estos son los problemas reales. Ahora podemos debatir sobre si lo que se necesita son cambios en la recaudación fiscal o los programas de derechos sociales. Pero hay mucha tela de donde cortar para que ese proceso suceda. Pero ahora todo es política de corto plazo y nada de esto es política de largo plazo. No solamente estamos en quiebra como nación, estamos en quiebra en cuanto a liderato".