Congreso aprueba una ley para ponerle fin al cierre del gobierno y evitar el incumplimiento

17 de octubre de 2013

17 de octubre de 2013 — A mediodía del miércoles 16, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid y el líder de la minoría republicana, Mitch McConnell, anunciaron un acuerdo que le pone fin al cierre del gobierno. El Senado aprobó el miércoles como a las 8:00pm un proyecto de ley con una votación de 81 contra 18 y se votó luego en la Cámara de Representantes inmediatamente después del Senado.

El proyecto de ley de 35 páginas incluye una resolución de continuidad (RC) hasta el 15 de enero de 2014 para reabrir el gobierno, eleva los límites de endeudamiento hasta el 7 de febrero del 2014 e incluye una disposición "antifraude" diseñada para verificar el ingreso de quienes vayan a recibir subsidios bajo el Obamacare. Aunque no se incluye en el proyecto de ley por razones técnicas, los dirigentes del Congreso, después de que se apruebe el proyecto de ley van a establecer también una comisión conjunta del Senado y Cámara de Representantes para negociar más medidas de austeridad y "reformas" a los programas de derechos sociales, que se tienen que reportar al Congreso antes del 13 de diciembre.

"Como parte de nuestro acuerdo" dijo Reid en el pleno del Senado, "con el fin de garantizar que el Congreso continúe trabajando para situar a nuestro país en el camino de la sustentabilidad fiscal, esta legislatura ha instruido a los dirigentes para que nombren miembros para que participen en una comisión que discutirá en conferencia [con la Cámara de Representantes] sobre el presupuesto que va a situar a nuestro país en la ruta de largo plazo a la sustentabilidad fiscal... Esta comisión para conferenciar, encabezada por el presidente (Patty) Murray y el Presidente (Paul) Ryan, que va a producir su resolución presupuestal negociada en diciembre, es el lugar apropiado para discutir nuestras perspectivas diferentes sobre el mejor camino para trazar el rumbo del crecimiento económico".

McConnell enfatizó que el acuerdo va a "proteger los recortes históricos que hemos logrado bajo la Ley de Control Presupuestal', es decir, continuar con el embargo presupuestario de Obama.