La debacle del Obamacare es intencional — No son 'fallas técnicas': Millones de pobres quedan excluidos

16 de octubre de 2013

16 de octubre de 2013 — A dos semanas de que comenzara la operación de mercado de la nueva Obamacare por internet para obtener seguro médico, el terrible mal funcionamiento del sistema, y la proporción de personas que no se han inscrito, refleja toda la intención de la Ley de Atención Asequible (ACA, por sus siglas en inglés): una operación para perpetrar asesinato en masa.

Dos artículos recientes publicados en el periódico New York Times proporcionan algunos detalles de esto. Primero: las fallas de las solicitudes no se las puedes endilgar a problemas técnicos de las computadoras. Segundo: incluso si el programa de computación sobre las solicitudes de seguro médico funcionara perfecto, como unos 9 millones de estadounidenses pobres no califican para tener cobertura de ningún tipo, porque ganan demasiado como para recibir el subsidio federal o estatal para los pobres mediante el programa Medicaid, y sin embargo ganan demasiado poco para calificar para recibir subsidio para un seguro médico de ACA.

El 12 de octubre, el New York Times publicó un informe, titulado: "From the Start, Signs of Trouble at Health Portal" [1] (Desde el comienzo, señales problemáticas en el portal de la salud) en el cual un equipo de investigadores (R. Pear, S. LaFranier y I. Austen) resume el análisis de muchos expertos en salud y en computación. La conclusión es que " 'estas no son fallas técnicas', dijo un ejecutivo de seguros que ha participado en muchas conferencias sobre intercambios federales... Entrevistas con dos docenas de contratistas, funcionarios de gobierno actuales y jubilados, ejecutivos de seguros, y promotores del consumidor, así como un examen de documentos confidenciales del gobierno, apuntan a una serie de malos pasos –-financieros, técnicos y gerenciales— que provocaron los problemas". En otras palabras, el nombre del juego es fracaso planeado. Como lo señala el diario, "nada más la minucia de 14.6 millones de personas que han visitado la página federal para la solicitud, se han podido enrolar en los planes de seguro". El gobierno de Obama no ha querido decir cuantos lo han hecho.

El 2 de octubre, el día en que se inició el programa de solicitudes por computadora del Obamacare, el mismo diario The New York Times publicó su estimado de nueve millones de estadounidenses pobres que caen en la condición de "descalificados", según lo cual quedan fuera de todo tipo de seguro médico. Ganan demasiado para recibir la cobertura médica del programa de Medicaid para los pobres, y demasiado poco para recibir un seguro médico subsidiado por el programa de Obama. En el estado de Tenesí, por ejemplo, unos 250,000 ciudadanos caen en esa categoría, de vidas que no se considera que vale la pena cuidar.

El artículo del diario, "Millions of poor Are Left Uncovered by Health Law" [2] (Millones de pobres quedan fuera de la cobertura de la ley de salubridad), analiza las cifras del censo, bajo la dirección de un equipo especial del diario (S. Tavernise y R. Gebeloff), de donde viven los pobres que se quedarán sin seguro. El equipo concluye que el plan de salud de Obama "dejará por fuera a dos terceras partes de los negros pobres y madres solteras, y más de la mitad de los trabajadores de bajos salarios que no tienen seguro", sumados todos los cuales llegan a unos nueve millones de personas. (cf. EIR, Oct. 11, 2013, "Obamacare in Action: Sacrificing Millions to Imperial Finance" subscription required)). [3](

Vinculos:

[1] http://www.nytimes.com/2013/10/13/us/politics/from-the-start-signs-of-troubl

e-at-health-portal.html

[2] http://www.nytimes.com/2013/10/03/health/millions-of-poor-are-left-uncovered

-by-health-law.html

[3] http://www.larouchepub.com/eiw/public/2013/eirv40n40-20131011/index.html