Multimillonario marca universidades para el genocidio

21 de octubre de 2013

19 de octubre de 2013.- En un nuevo ciclo de la intensificación de la campaña de Obama por el genocidio, el tan parodiado columnista del New York Times Tom Friedman escribió una pequeña propaganda de relaciones públicas para el compinche de Soros, Stan Druckenmiller, quien anda de gira por los campus universitarios tratando de convencer a los jóvenes de que su única oportunidad de tener una vida decente es saquear las pensiones y las prestaciones de salud de la generación de sus padres. Cuando lo acusaron de que está tratando de desatar una guerra generacional, Drickenmiller respondió "No, esa guerra ya sucedió, y perdieron los chicos. Lo único que estamos haciendo es tratando de recuperar algunas migajas para ellos".

Su programa propone aumentar los impuestos a las ganancias de capital, los dividendos y los intereses devengados "que ahora pesan gravemente sobre los acaudalados y los ancianos".

"Hay que hacer que los consumidores sientan más los precios cuando obtienen servicios de salud".

"Prueba de insuficiencia de medios en el Seguro Social y el Medicare".

"Incrementar por etapas la edad para calificar para los programas de derechos sociales" y

"Recortar a cero los impuestos de las corporaciones" para crear empleos

Su compañero de gira, Geoffrey Canada, dirigente de Harlem Children's Zone que financia Druckenmiller, agregó que "a mi me parece totalmente ofensivo que le vayamos a pedir a esos niños pobres del Harlem que subsidien a una generación que está, con mucho, mucho mejor que ellos, y dejarlos profundamente endeudados en unos Estados Unidos que se ha comido la semilla de maíz de la próxima generación".