El príncipe Bandar amenaza a EU: ¿Estamos ante otro 11 de septiembre?

23 de octubre de 2013

23 de octubre de 2013 — El príncipe del terror, Bandar bin Sultán de Arabia Saudita, jefe de la inteligencia saudí, amenazó públicamente a Estados Unidos este fin de semana. El Wall Street Journal informa que Bandar "invitó a diplomáticos occidentales a Jeddah, la ciudad saudí sobre el Mar Rojo, el fin de semana para expresar la frustración de Riad con el gobierno de Obama y sus políticas regionales", y decirle a los diplomáticos no identificados por nombre que Arabia Saudita iba a recortar su cooperación con los Estados Unidos. (la CIA y otros) en armar a los rebeldes sirios debido a que EU no había bombardeado Siria, a las pláticas de paz con Irán y otros temas regionales, que obstruyen el camino de la guerra prolongada sunitas contra shiítas patrocinada por los saudíes y británicos. Bandar dijo que los saudíes podrían trabajar con otros en el proyecto sobre Siria, como Jordania y Francia, en vez de con Estados Unidos.

En relación al rechazo anunciado por Arabia Saudita al ofrecimiento de que se integrara al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (después de haber hecho campaña para ese puesto), Bandar dijo: "Este fue un mensaje para Estados Unidos, no para la ONU".

La revista EIR de LaRouche y otros han documentado que Bandar fue el principal controlador saudí del ataque del 11 de septiembre en contra de Estados Unidos, llevado a cabo por terroristas saudíes, en donde al menos varios de ellos fueron patrocinados y financiados por Bandar y su esposa, quien en ese entonces era embajador ante EU. Las 28 páginas censuradas del informe sobre el 11 de septiembre que Obama se niega a dar a conocer, documenta algunos de estos hechos.

Bandar se salió de quicio cuando Obama se vio forzado a retractarse de su planeada guerra contra Siria. Bandar fue a Moscú en un intento por sobornar o amenazar a Putin para que apoyara la guerra; de hecho, varios de los ataques terroristas en la región de los planeados juegos Olímpicos de invierno en Sochi, es probable que se deban a que Bandar cumplió con sus amenazas cuando Putin se negó a aceptar.

Mientras tanto, el Ministro de Relaciones Exteriores saudí príncipe Saud al-Faisal le ofreció una comida al Secretario de Estado John Kerry en su residencia privada en Paris el lunes 21. Un alto funcionario del Departamento de Estado le dijo a los periodistas que después de la comida Kerry trató de convencer a los saudíes de que aceptaran el puesto en la ONU, y le dijo a Saud que Estados Unidos "valora el liderato de Arabia Saudita en la región y en la comunidad internacional", dijo el funcionario de EU.

Lo que significa ese liderato, quedó demostrado el lunes cuando el príncipe Bandar le dio continuación a sus amenazas a EU, con una reunión en Jeddah, reuniendo al rey saudí Abdullah, el rey Abdullah de Jordania y el ministro de la Defensa de los Emiratos Árabes Unidos (y heredero) Mohammad ben Zayed. Estuvieron presentes todos los jefes de inteligencia, seguridad y defensa de los tres países (con Bandar encabezando la pandilla, por supuesto). El tema, según la prensa saudí fue "realizar una discusión exhaustiva sobre los acontecimientos actuales en el mundo árabe, la región y el mundo"!

También estuvo presente en la reunión el príncipe Salman ben Sultan, viceministro de la Defensa de Arabia Saudita y el coordinador de campo desde Jordania de la invasión saudí al sur de Siria y el arquitecto más probable de la provocación con armas químicas en Ghoutta. Nétese que Salman ha estado trabajando con Bandar por años, incluso en el periodo de preparación del ataque del 11 de septiembre, cuando Salman trabajaba en la embajada de Washington bajo Bandar!

El editorial del periódico saudí con sede en Londres Asharq Al-Awsat dice que el príncipe Salman, el príncipe heredero, dijo recientemente en la cumbre de la Organización de la Conferencia del Islam: "Si no podemos lograr el apoyo de la ONU, ¡vamos a tener que darle la espalda a la ONU y construir nuestras propias capacidades para resolver nuestros problemas con nuestras propias manos!".