El argumento de Obama para matar gente con el presupuesto: les presentamos al elefante en la sala

23 de octubre de 2013

22 de octubre de 2013 — Si están hartos de todos los argumentos que usan Obama y sus demócratas, al igual que los republicanos, para justificar los recortes genocidas en el presupuesto, consideren lo siguiente. Después del cierre orquestado del gobierno y la crisis sobre el techo de endeudamiento, ahora le están diciendo a la población estadounidense que no tiene otra opción más que tragarse una discusión nacional sobre como hacerla para:

*  Recortar unos $100 mil millones de dólares al año en gastos en salud vía el Obamacare, borrando millones de las listas de no asegurados, reduciendo los pagos a los hospitales y proveedores, y negándole servicios a los ancianos y enfermos cuyas vidas "no valgan la pena vivir", exactamente como lo hizo Hitler con su política de T-4;

*  Eliminar $140 mil millones al año mediante el "embargo presupuestal", la mitad de los gastos de defensa y la mitad de otros renglones presupuestarios; y

*  Tasajeando otros $95 mil millones al año al Seguro Social y otros programas de derechos sociales, mediante tretas como el llamado IPC encadenado (Índice de Precios al Consumidor)

Nada más estos renglones hacen unos $335 mil millones de dólares al año en recortes cuyo efecto predecible, e intencional, va a ser el genocidio. Y sin embargo la Reserva Federal está rescatando al sistema bancario quebrado de Wall Street entregándole dinero en el orden de un billón de dólares al año con su Emisión Cuantitativa (EC).¡Eso es tres veces más de lo que nos dicen le quieren arrancar a la carne y sangre de nuestra población y nuestra economía productiva! Para no mencionar la burbuja especulativa mucho más grande de activos financieros internacionales inservibles, que ahora hacen un total de unos $1.6 millones de billones, que el imperio británico dice que se tiene que salvar sin importar cuantos miles de millones de seres humanos se tengan que matar en el proceso.

Y sin embargo, cuando Lyndon LaRouche dice que debemos parar el rescate de Wall Street y debemos reorganizar el sistema bancario con base en la norma Glass-Steagall, hay gente que aúlla que es "descabellado". La única cosa "descabellada" aquí es el maldito elefante sentado en medio de la sala. Deshagámonos de el.