Medvedev visitó el programa chino de Fusión nuclear durante su gira

26 de octubre de 2013

25 de octubre de 2013 – La visita oficial del primer ministro de Rusia Dmitry Medvédev a China incluyó una visita a Hefei, sede de la prestigiosa Universidad de Ciencia y Tecnología de China y donde están ubicadas las instalaciones de investigación de fusión nuclear, una de las más importantes del mundo, en el Instituto de Física de Plasma. El instituto tiene el reactor tokamak EAST que utiliza magnetos de superconductividad para contener el plasma de fusión. El único otro sitio del mundo donde hay una instalación avanzada de fusión de este tipo es en Corea del Sur.

Acompañó en al primer ministro en su visita a Hefei el académico E.P. Velikhov, quien es el creador del concepto de un experimento internacional de fusión, lo cual se convirtió en el proyecto ITER. Velikhov ha sido asesor científico para varios jefes de Estado rusos durante los últimos 30 años, y actualmente es el jefe del Instituto Kurchatov de ciencias nucleares, dependiente de la Academia de Ciencias de Rusia. También formó parte de la delegación el subdirector del Instituto Dubna de Investigación Nuclear, Grigory Trubnikov. El Instituto Dubna es la sede del dispositivo Colisionador de Iones Nuclotron en el cual participan 18 países miembros, incluido China. Según el informe del gobierno ruso, una de las áreas de colaboración que se discutieron durante la visita fue el desarrollo de nuevos materiales superconductores para el proyecto EAST y para el colisionador.

En una plática que dio a los estudiantes y profesores de la Universidad de Ciencia y Tecnología, Medvédev subrayó que "hay una larga historia de cooperación entre nuestras dos naciones" en la ciencia y la tecnología. Señaló también que el rector de la Universidad comenzó su carrera de investigación en un laboratorio de Moscú, y que otros prominentes científicos chinos se educaron en Rusia.

En cuanto a la situación en Rusia, el primer ministro comentó que "hay una gran tentación para hacer dinero únicamente vendiendo materias primas [rusas]. Pero si nos concentramos solo en esa área, no habrá progreso en las demás". Por lo tanto, se ha sugerido cinco prioridades: medicina, eficiencia energética, tecnología nuclear, tecnología de computación y tecnología del espacio".