El equipo de Obama lo sabía y mintió: millones perderán su seguro

30 de octubre de 2013

 

30 de octubre de 2013 — Varios millones de personas en todo Estados Unidos, que actualmente tienen pólizas de seguro medico individuales, están recibiendo un aviso de sus aseguradores para informarles que su contrato se cancelará en una fecha especificada de los próximos meses. Por ejemplo, en el estado de Washington ya han recibido el aviso unas 290,000 personas. El mensaje que le dan a los asegurados es: ¡Buena suerte! Consiga una nueva póliza en el portal electrónico de Obamacare, la cual verá que es mucho más cara y más mala.

El Presidente Obama sabía que esto sucedería desde el principio, y mintió al respecto, lo cual le ha hecho ser objeto de una mayor furia entre la población. Obama ha dicho reiteradamente desde el 2009: "Si usted está conforme con su plan de seguro médico actual, usted podrá conservarlo" bajo la Obamacare. Se estima que más de 14 millones de estadounidenses en los años recientes, tienen una póliza de salud "individual", es decir, que la han contratado directamente, no mediante un empleador u otro grupo. Pero bajo la ley de salud de Obama (ACA, por sus siglas oficiales), del 50 al 80% de estos, más de 10 millones de personas, recibirán un aviso de cancelación. Ya lo han recibido unos 2 millones de personas, de acuerdo a un informe del noticiero de televisión CBS News, lo cual es una cifra mayor de los que hasta ahora se han podido enrolar en el nuevo esquema de Obama.

Eliminación de la cláusula de antecedentes

En suma, este rechazo masivo de pólizas vigentes surge a raíz de los arreglos del gobierno de Obama con las compañías de seguros. Cuando se inició la Ley de Salud Asequible (nombre formal del Obamacare) el 23 de marzo de 2010, una cláusula decía que las pólizas individuales preexistentes serían reconocidas y quedaría vigente el contrato entre el asegurador y el cliente, incluso cuando los términos de la póliza no satisfagan las disposiciones del Obamcare. Más adelante, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) del gobierno de Obama, endureció las disposiciones que prohibían mantener las pólizas anteriores si la póliza tenían diferencias "significativos" en beneficios, deducibles, tarifas para los médicos, etc., debido a los cambios que hicieran las compañías de seguros.

Entonces, las compañías de seguros decidieron hacer cambios en las pólizas y en consecuencias, se llevaron a cabo las cancelaciones en masa que están ocurriendo.

¿Quién sabía que esto pasaría? Obama, las compañías de seguros y todos los lacayos involucrados en la maniobra, como la Secretaria de HHS, Kathleen Sebelius; la directora de Medicare, Marilyn Tavenner, Administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS por sus siglas en inglés), entre los más prominentes. Ayer la NBC publicó una noticia donde da a conocer los detalles, en una nota titulada "El gobierno de Obama sabía que millones no podrían mantener su seguro médico". [1] Dice la nota que "enterrado entre los reglamentos del Obamacare desde julio de 2010, hay una estimación de que debido al volumen normal del mercado individual de seguros, entre '40 a 67 por ciento' de los clientes no podrían mantener su póliza. Y debido a que muchas pólizas habían sido cambiadas desde la fecha clave, 'el porcentaje de pólizas del mercado individual que perdería el estatus de permiso antecedente en un año dado sería mas de entre 40 a 67 por ciento' ". Sin embargo, tanto Obama personalmente, como su equipo seguían diciendo que se podrían quedar con su seguro viejo, si querían. "Esto significa [la promesa mentirosa de Obama] que cuando ellos hacían su promesa, sabían que la mitad de la gente en este mercado [asegurados con póliza individual] de plano no podrían mantener lo que habían tenido, y luego escribieron los reglamentos para que otros tampoco lo pudieran hacer", dijo el consultor de salubridad Robert Laszewski, según lo cita NBC.

Ahora las personas que tenían seguro individual enfrentan un salto enorme en el costo de la póliza que no pueden pagar. En una audiencia en la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes este martes 29, se le planteó el escándalo de las cancelaciones a la jefa del CMS, Tavenner, en una audiencia que estaba programada para que fuese solo boxeo de sombra, pero que se les salió de control y se dieron algunos golpes reales.

Antes de que entrara la ACA, la gente tenía que enfrentar aumentos anuales de 30% en pólizas de salud muy mediocres, y ahora tendrán que cancelarlas de plano.

En las audiencias del martes, el representante John Camp (republicano de Michigan) dijo que "146,000 michiganenses recibieron aviso de cancelación este mes". Camp es el presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios que organizó la audiencia. El representante republicano del estado de Washington, Dave Reichert informó que en su estado se habían recibido 290,000 avisos de cancelación.