Emanuel "el matasanos", desplegado en la defensa del Obamacare nazi

30 de octubre de 2013

28 de octubre de 2013 — Exhibiendo su típica actitud impenitente de "restregarlo en la cara", el gobierno de Obama envió desplegó el pasado fin de semana a Ezekiel "matasanos" Emanuel para que proclamara las virtudes y éxitos del Obamacare, aunque dejando en claro que su objetivo es matar gente. Emanuel, uno de los principales arquitectos del Obamacare, es quizá la cara más visible de su maligno propósito nazi, aparte del mismo Obama.

Primero en la entrevista con el noticiero Fox del 25 de octubre, y luego el domingo en la mañana en el programa de CNN "State of the Union", Emanuel arrogantemente hizo a un lado todas las acusaciones de que más de un millón de personas habían perdido sus planes de seguros de salud en las últimas semanas debido a que no se ajustaban a las normas del Obamacare y que iban a terminar pagando primas mucho mayores o no iban a poder tener acceso a los servicios de salud debido al fiasco en el portal electrónico healthcare.gov.

Megyn Kelly de Fox y Candy Crowley de CNN le echaron en cara la falsa promesa de Obama, de que"si les gusta su plan de salud actual, se pueden quedar con el", y el Matasanos sopló y resopló, diciéndole a Crowley que los planes de seguros que se acababan de cancelar "no valen ni el papel en el que están escritos". El Obamacare ofrece mucho mejor servicio, insistió. Anteriormente le había dicho a Kelly de Fox que si las compañías de seguros aumentaban las primas o cambiaban sus planes o si los empleadores cambian los planes o no los ofrecen, pues ni modo, que se le va a hacer. "No es el gobierno el que lo está haciendo". Dijo que eran "irrelevante" las cifras que se estaban reportando sobre la cantidad de jóvenes que no se estaban inscribiendo. Todo se va a arreglar a su debido tiempo. Steve Zients ligado a United Healthcare, contratado para arreglar todos estas fallas, es un gran tipo y el se va a encargar de todo.

Dejando en claro que el objetivo del Obamacare es matar, Ezekiel cita como ejemplo de su "éxito" el hecho de que las tasas de readmisión en los hospitales ya se están reducido y que una de sus ventajas claves va a ser que buena parte del cuidado "se va a mudar hacia los hogares" —naturalmente dado que los hospitales y clínicas están cerrando a un ritmo acelerado— y que esto es "muy apropiado porque vamos a tener una mayor capacidad para darle seguimiento a la gente en sus hogares, menos infecciones, menos caídas y grandes ahorros en los costos".

El congresista por Louisiana, John Fleming, también doctor en el ejercicio activo de la medicina, desafió las declaraciones displicentes, destacando que el Obamacare significa el fin del médico familiar y la práctica médica, restregándole a Emanuel que "no es un médico en el sentido clásico del término de realmente ver pacientes... El se sienta detrás de un escritorio leyendo todos los estudios... pero la gente está viviendo ahora todos los daños y perjuicios que derivan de todo esto".