Declaración del Comité Político de LaRouchePAC: Obama podría salir pronto; tenemos que darle forma a la nueva Presidencia

10 de septiembre de 2013

por Michael Steger, por el Comité Político de LaRouchePAC

9 de septiembre de 2013

Lyndon LaRouche cumple 91 años:

Obama podría salir pronto; tenemos que darle forma a la nueva Presidencia

Nos encontramos al final del paradigma actual y ahora se tienen que responder la interrogante: ¿nos vamos a meter en un conflicto en Siria y amenazar con la extinción de la humanidad gracias a Obama y a su Secretario Kerry patrocinado por los saudíes, o nos vamos a embarcar en una nueva Presidencia forjada por la fusión termonuclear, el NAWAPA XXI, y el desarrollo ferroviario global de alta velocidad?

En comentarios públicos que hizo Lyndon LaRouche hoy, dejó en claro que, en virtud de la petición explícita que hizo John Kerry al Congreso para que declare la guerra a nombre del Reino Anglo-Saudita, Obama puede salir, y salir pronto. En estas circunstancias, debemos dar forma a la nueva Presidencia en términos de sus directrices, y más importante aún, como una institución presidencial comprometida con el estado futuro de la existencia de la humanidad.

De este modo, el nuevo informe publicado por el equipo de investigación científica de LaRouchePAC, titulado Nuclear NAWAPA XXI—Gateway to the Fusion Economy (El NAWAPA XXI Nuclear: puerta de entrada a una economía de fusión), describe el programa de desarrollo del siglo 21 que constituye la línea troncal de desarrollo para la próxima Presidencia, semejante a la orientación científica del Nuevo Trato de Franklin Delano Roosevelt, que mejor se muestra en la TVA.

El nuevo informe plantea los fundamentos para llevar a cabo una revolución en política económica con la aplicación de energía de fusión termonuclear, nuevas rutas comerciales internacionales a través del Estrecho de Bering, y una nueva orientación hacia el Pacífico para la economía global. El señor LaRouche subrayó que estos proyectos se deben acompañar de otros proyectos que lleven alivio inmediato a una población estadounidense aterrada y sometida. Debemos rescatar a las generaciones jóvenes del menticidio de salones de clase modernos y de la ausencia de un verdadero liderazgo. Mucho más importante, debemos poner a funcionar la Presidencia con la fortaleza emocional y la previsión creativa para pensar en el éxito a largo plazo de nuestra nación y de toda la especie humana.

Esta semana regresa el Congreso a Washington DC, en uno de los momentos más dramáticos de la historia de la humanidad hasta la fecha. El Comité Político de LaRouche PAC tiene el propósito de que esta semana iniciemos una nueva era para la humanidad, porque, como debe ser obvio para cualquiera que piense, que bajo las actuales políticas no nos queda mucho tiempo.

Los planes que plantea el informe NAWAPA Nuclear constituyen la única alternativa al plan imperial de una Tercera Guerra Mundial y de la extinción de la humanidad, y se debe llevar a Obama a un juicio político esta semana por el hecho de amenazar con esa guerra. Las redes patriotas dentro del Congreso están listos para presentar los artículos del juicio político y esta guerra no se debe autorizar. Obama, John Kerry y el resto de este gobierno traidor anglo-saudí deben ser expulsados y relegados al basurero de la historia; y las medidas de la ley Glass-Steagall se deben implementar como un solo acto del Congreso, para preparar el camino para una verdadera Presidencia estadounidense para el siglo 21.

En la próximas semanas que tenemos por delante se puede muy bien definir el próximo siglo de desarrollo, un siglo que el señor LaRouche, más que ninguna otra persona del planeta hoy, le ha dado forma para el bien. El domingo 8 de septiembre, en su 91 cumpleaños, LaRouche definió la tarea que tenemos por delante:

"Hemos llegado a un momento interesante en la historia, en el cual parece que todo se viene abajo. En realidad, la proyección de todas las tendencias indica que la especie humana se viene reduciendo, por órdenes de la reina de Inglaterra, a una reducción rápida de la población humana de sus 7 mil millones de personas ¡a menos de mil millones! Y todo el alboroto se debe, incluyendo a Obama y todo eso, a un reflejo de la verdadera intención de la monarquía británica y de la monarquía británico-holandesa para reducir a la población humana de las 7 mil millones de personas a menos de mil millones, y eso a un ritmo rápido.

"Y ha llegado el momento en que ya no podemos someternos a esa maldad. No es posible consentir, a ningún acuerdo de planes con esas fuerzas que son el verdadero mal de nuestros tiempos. Y por períodos prolongados de tiempo, una pequeña parte de la población del mundo, al menos como lo conocemos en la región europea, por mucho tiempo esta región ha estado dominada por una secta oligárquica, la cual ha adoptado varias formas y ha reducido al hombre moderno a nada más que un títere de monstruos tales como la tiranía anglo-holandesa, que domina al mayor grado a toda la población de este planeta actualmente.

"Por lo tanto, debemos de tomar la resolución de oponernos a esta maldad que acabo de describir en parte. Pero eso no es suficiente. Lo que estamos haciendo ahora, con base en las operaciones del Sótano según lo tenemos organizado, el sistema hidráulico que se estuvo planeando en la época de John F. Kennedy, el plan del NAWAPA basado en la gestión del agua. Desde esa época, los cambios en la tecnología, desde el período 1944–45, ahora nos permiten apuntar más lejos y crear una oportunidad completamente nueva para la humanidad, a través de la energía termonuclear.

"El problema es que tenemos una población en Estados Unidos que, en gran parte, simplemente está aterrorizada y es incompetente. Ya no tienen confianza en si mismos, ya no creen en si mismos. Miren lo que se ve en las calles; vean a la población en las calles. Vean las varias generaciones sucesivas de gente joven: Vean lo que les ha sucedido, generación tras generación de gente joven. ¡Es una re-degeneración!

"Y por lo tanto, tenemos que ser pacientes, en cierta medida. Tenemos que echar a andar las cosas, tenemos que iniciar un sistema de crédito, tenemos que hacer lo que hizo Roosevelt, el tipo de cosas que él hizo, en los primeros años de su gobierno. Y vamos a hacer cosas que algunas personas pensarán que son despilfarro. Pero no son despilfarro, porque le regresan a la gente el valor par pelear para vivir, y eso no es un derroche.

"Así que no les puedo prometer nada de grandes tiempos; solo les puedo prometer que si hacemos esto, ¡podemos detener la masacre! Y podemos continuar, después de un par de años, hasta un punto en que podemos alcanzar aumentos substanciales en crecimiento real".