Agricultores mexicanos protestan por la política agrícola asesina

5 de noviembre de 2013

4 de noviembre de 2013 — Agricultores de cuatro estados del centro de México, Michoacán, Guanajuato, Jalisco y Nayarit, bloquearon hoy las carreteras para protestar ante la política económica genocida que va a matar a millones de personas, porque hace imposible producir alimentos.

Las manifestaciones de hoy son las últimas de una serie de acciones de este tipo organizadas por todo el país en las últimas semanas, lo que refleja la indignación en contra de las mismas políticas imperialistas angloholandesas que se están aplicando en Estados Unidos para destruir el suministro de alimentos.

Los productores mexicanos de maíz y sorgo destacaron la caída "catastrófica" del 60% en el precio de estos productos básicos en los dos últimos años, acompañada de un aumento del 60% en los costos de producción, y exigen un programa federal de apoyo a los precios —entre otros, la compra de cosechas a precios garantizados, similar a lo que la agencia comercializadora CONASUPO hacía en los 1970— ponerle fin a las importaciones de alimentos e invertir en la infraestructura con el fin de aumentar y proteger el abasto de alimentos.

Max Agustín Correa, coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP) planteó el problema de una manera sucinta, según la cobertura de la agencia de noticias Imagen del Golfo del 10 de octubre. "Aquí la pregunta es, ¿quién va a alimentar a los mexicanos en el presente y futuro inmediato, las grandes transnacionales agroalimentarias del mundo o los campesinos mexicanos? Y nosotros decimos, los campesinos mexicanos pueden alimentar a toda la población y garantizar el derecho a la alimentación, pero necesitamos que el Estado mexicano pacte con nosotros una nueva política de Estado, que le dé solución a los cañeros, cafeticultores, productores de maíz y frijol, y que sea una política que nos permita recuperar la rentabilidad y el ingreso a los campesinos".

Correa advirtió que si el gobierno de Peña Nieto no ofrece soluciones reales va a estallar "una real insurgencia campesina". Pero el gobierno no ha hecho nada por zafarse de la camisa de fuerza de la política genocida del Fondo Monetario Internacional (FMI). El último gobierno de México que se dedicó a defender la soberanía alimentaria y promover la auto suficiencia alimenticia, fue el gobierno del amigo cercano de Lyndon LaRouche, el gobierno de José López Portillo, 1976-1982.

El precio por tonelada del maíz y sorgo se ha reducido en más de 2,000 pesos en los últimos dos años, informan los agricultores. El precio del sorgo debería estar en el rango de 4,000 pesos por tonelada y el del maíz en los $5,500 pesos por tonelada. Es más, en medio del inicio de la temporada de siembra primavera-verano, el gobierno autorizó la importación de 600,000 toneladas de maíz para los dos últimos meses del año, y otras 800,000 toneladas para principios del 2014. Esto encima de las 4 y media millones de toneladas que ya se compraron en el extranjero. Esto va a ocasionar que el precio del maíz se desplome aún más.