Ucrania rechaza el acuerdo de libre comercio con la UE; LaRouche ve un posible rol para Alemania

30 de noviembre de 2013

30 de noviembre de 2013 — Luego del rechazo de Ucrania —aparentemente a última hora— a firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea que se debería haber finiquitado el viernes 21 en Vilnius, una fuente enterada explicó que no fue solo el mercado ruso el que perdería Ucrania para sus exportaciones, sino también el mercado chino, mongol y otros a los cuales Ucrania ha entrado a través de Rusia, los cuales en conjunto suman quizás la mitad de todas sus exportaciones. ¿Y qué tipo de exportaciones? La economista ucraniana Natalia Vitrenko ha señalado que las exportaciones ucranianas a los países de la otrora Unión Soviética constituyen bienes terminados en un 60%, pero las exportaciones a la Unión Europea solo el 18% son bienes terminados, y el resto constituye en su mayoría saqueo de materias primas.

Si Ucrania hubiese firmado ese acuerdo con la Unión Europea, la consecuencia inmediata hubiera sido la destrucción de lo que le queda del aparato productivo a la economía ucraniana, su industria y agricultura. La fuente señaló que cuando los países que pertenecían al Pacto de Varsovia se unen a la Unión Europea, inmediatamente son inundados con bienes manufacturados en la UE que se venden precios por debajo de lo que se venden en sus países de origen. Después de dos años quizás, luego de que desplazan a las industrias locales, los precios suben al nivel normal de la UE, y a menudo a niveles inasequibles.

En el caso particular de Ucrania, el resultado es de importancia particular, no solo para Rusia sino para el mundo entero, debido a lo que todavía subsiste ahí del complejo de alta tecnología que se construyó en la época soviética. De hecho, la corporación estadounidense Spacex, compra cohetes de lanzamiento a Ucrania, y reconoce que la calidad de esos cohetes de lanzamiento no se puede igualar en Estados Unidos actualmente.

Bajo una directriz y circunstancias adecuadas, la asociación con Rusia que Ucrania parece ahora haber preferido frente a la Unión Europea controlada por los británicos, anunciaría una importante "recuperación de lo que había sido la economía de Ucrania con tenía una economía militar", comentó Lyndon LaRouche.

Contrario a lo que han difundido los medios informativos de occidente, acerca de manifestaciones de cientos de miles a favor de la UE, la fuente dice que hay muy poco respaldo a la UE en Ucrania, porque lo que más les interesa a los ucranianos es su supervivencia, bajo las actuales circunstancias adversas y en lo que sería un mayor desplome de la economía que se espera pueda ocurrir en las próximas semanas, disparado por un incumplimiento de la deuda estadounidense.

"Si", señaló LaRouche, "el sistema europeo es un asesino. De eso se trata exactamente. Esta es la cuestión decisiva. Es una cuestión de quien va a sobrevivir. Ahora bien, lo que quiere decir eso es que Alemania se va ver muy tentada a romper con el euro. Y ese es el aspecto más significativo. Si se observan las condiciones que hay en Francia ahora, como en Italia, como en España, como en Portugal, etc., la situación allá es imposible, y se ha hecho imposible debido al factor británico. Y por lo tanto, Alemania y Austria van a tender a ir hacia el este. Y eso es lo que está sucediendo efectivamente. Y todo lo que consigamos en ese viraje es extremadamente importante para nosotros ahora. El hecho de que sabemos eso, y de que podamos entender los hechos, es muy importante para nosotros ahora.

"Alemania va a tender a ser jalada hacia la economía oriental, al igual que Suiza y Austria".

La fuente destacó que "no hay apoyo popular a la UE en Ucrania; son solo estudiantes. Pero igual que en Estados Unidos, son estudiantes de administración de negocios y estudiantes de derecho, no de ciencia ni estudiantes de ingeniería. Se imaginan que en Ucrania, como parte de la UE, habría oportunidades par miles de nuevos abogados y administradores de negocios, pero lo que Ucrania necesita en realidad son científicos e ingenieros".

LaRouche comentó que "eso fue lo que perdieron con la ruptura de la Unión Soviética. Tiene mucho sentido".