Otra advertencia de un crac de la deuda "repo"

3 de diciembre de 2013

3 de diciembre de 2013 — Un artículo notable en el Wall Street Journal, titulado "Los ojos de la Reserva Federal puestos en el eslabón débil del sistema financiero" [1] da a conocer otra advertencia del cada vez mayor peligro de crac de los llamados "repo", o mercados de préstamos de valores con garantías colaterales, que no están regulados y están fuera de control. El Journal cita las recientes presentaciones sobre este peligro de los funcionarios de la Reserva Federal y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Daniel Tarullo [2] y Laura Kodres, y por parte de economistas de la Reserva Federal de Nueva York.

En los mercados de deuda "repo" (reposesiones) de unos $5 a 6 billones de dólares, se utilizan como garantías colaterales los valores y/o los derivados comprados o emitidos con préstamos, como si fueran "activos" para obtener préstamos adicionales para hacer más acuerdos sobre valores. El financiamiento "Repo", que se extiende tanto a los bancos como a los entes de "banca a la sombra", y también a los bancos por parte de las instituciones no bancarias (en particular los fondos del mercado de divisas) son de un plazo extremadamente corto. Se usan para acumular el apalancamiento de las firmas financieras para la especulación con valores y emisión de derivados. Los mercados de financiamiento "repo" están más sujetos a "corridas" enormes con cierto significativo impacto económico y financiero, que lo que lo estuvieron los bancos de depósito antes de que entraran en vigor las garantías a los depósitos en 1933, y estas corridas forzan las ventas de remate de activos más estables y de más largo plazo, destruyendo su valor. El estallido de los mercados "repo" fue la bomba que detonó la desintegración hipotecaria en el crac del 2008.

Las gráficas del Journal que acompañan pero no se analizan en este artículo, muestran que los mercados hiperespeculativos "repo" están recobrando los niveles que tenían anteriormente al crac. También muestran que la dependencia de los bancos en el financiamiento repo en búsqueda de liquidez está casi al mismo nivel del 2008 (como porcentaje de sus activos totales), pero que dado que desde el crac han continuado expandiéndose los préstamos repo de los bancos a todo tipo de especuladores con valores no bancarios, ahora es mucho mayor, lo que no es más que yesca seca para el fuego que se aproxima. Este mercado, en donde los grandes bancos hacen préstamos "repo" a los fondos especulativos, agentes corredores, fondos con capital privado y bancos de inversiones, se llama mercado de "repo a la inversa".

El restablecimiento de la Glass-Steagall pararía en seco toda esta actividad.

Abundan los causales para un estallido en estos mercados, incluso hasta un nuevo estancamiento en el Congreso sobre el techo de endeudamiento, dado que los valores del Tesoro de EU de más corto plazo se usan abundantemente como colaterales de la deuda "repo".

Según el Journal, la Fed está tratando ahora de pensar en regulaciones que pudieran servir para controlar esta enorme burbuja de deuda antes de que estalle de nuevo. Pero el artículo concluye que "lo más probable es que los intentos de la Reserva Federal van a dejar intactos los riesgos en el sistema global". De ahí la urgente necesidad de la Glass-Steagall.