Dirigentes rusos sostienen reuniones en Eurasia

6 de diciembre de 2012

6 de diciembre de 2012 — El Presidente ruso Vladimir Putin asistió hoy a la cumbre de jefes de Estado de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), celebrada en Ashgabat, Turkmenistan, en tanto que el Primer Ministro Dmitri Medvédev se encontraba en otra república de Asia Central, Kirguistán, para asistir a una reunión de los jefes de gobierno de la Organización de Cooperación de Shangai (OCS). Mientras tanto, la capital rusa y toda la región central y noroeste de Rusia sigue luchando con una tormenta de nieve que ha causado congestionamiento de transito, con camiones de carga varados en la principal vía Moscú-San Petesburgo por varios cientos de millas.

Cabe destacarse el lugar de la cumbre de la CEI, dado que mientras vivió su finado dirigente, S. Niyazov, Turkmenistan se mantuvo al margen de la CEI como miembro pleno (la CEI es la organización que agrupa a todas las anteriores repúblicas soviéticas como naciones independientes), y este año preside la organización. Putin destacó que el no había visitado la capital Ashgabat durante años, y que estaba impresionado con los bellos edificios que se habían construido entre tanto.

Tanto Putin en Ashgabat como Medvédev en la reunión de la OCS le dieron gran importancia a la crisis económica global permanente. Putin dijo que la cooperación económica del CEI era más importante que nunca "en vista de la continua crisis económica mundial, que en algunos casos está empeorando". Medvédev destacó que "la situación económica actual realmente sigue siendo difícil", y señaló que a los países miembros del a SCO les ha ido relativamente mejor que a otros.

Putin, en su discurso en la cumbre de la CEI, enfatizó la integración euroasiática mediante una variedad de canales institucionales, entre ellos una nueva Unión Aduanera (Rusia-Bielorusia, Kazajstán). Anunció que los miembros de la CEI iban a firmar más tarde ese día un acuerdo para denominar sus acuerdos comerciales de acuerdo a sus propias monedas nacionales. Putin destacó que Asia ha mostrado mayor potencial de crecimiento que América del Norte y Europa, y que Rusia pretende continuar promoviendo la integración euroasiática, como lo hizo en la cumbre de la APEC del 2012, como lo hará como presidente del G-20 en el 2013 y del G-8 en el 2014. También destacó la importancia de cooperar en proyectos de transporte, citando los beneficios del sistema satelital GLONASS de Rusia (aunque no mencionó el escándalo por corrupción reciente en el que se reveló que se malversaron más de una tercera parte del presupuesto de GLONASS).

Entre los 14 acuerdos que firmaron los jefes de estado en el CIS, hay tres relacionados con seguridad, terrorismo y lavado de dinero sucio. La organización creó un Consejo de Presidentes de las Unidades de Inteligencia Financiera de los países miembros.

La reunión de la OCS en Bishkek estuvo fuertemente enfocada en la cooperación en el transporte. Medvédev subrayó principalmente las asociaciones público-privadas, al hablar sobre como se deben financiar los proyectos de transporte, lo que, por supuesto, puede llevar a que los oligarcas financieros se vuelvan propietarios de las instalaciones pertinentes. Pero también habló de la posibilidad de establecer "otras posibles instituciones bancarias y crediticias que se pudieran proponer para el futuro".