Economista brasileña despierta: '¡Oh, oh! Nos parecemos al sur de Europa'

2 de enero de 2014

2 de enero de 2014 — La economista brasileña Eliana Cardoso, que fue la Secretaria de Relaciones Internacionales del Ministerio de Finanzas de Brasil, y que ha tenido altos puestos como economista en el Banco Mundial y en el Fondo Monetario Internacional, advierte que las mentadas enormes reservas liquidas de Brasil se podrían desvanecer rápidamente, y dejar al país tan destruido como el sur de Europa después de que se fugó de allí el dinero caliente.

El semanario Executive Intelligence Review (EIR) advirtió hace como cuatro años, que si no ocurría un cambio de política de 180 grados, se esfumaría el aparente "crecimiento" de Brasil al instante en que retroceda el fraude internacional que se conoce como el "acarreo de fondos" de Brasil. Los especuladores financieros han gozado de una ganancia de 25% anual sobre sus capitales golondrinos durante más de una década, mediante el saqueo a la población brasileña y a la nación hasta los huesos (Lea "El acarreo de fondos brasileño de Londres: humo, espejos y genocidio", EIR, 5 de marzo de 2010).

No hicieron caso del pronóstico de EIR (al menos públicamente). Ahora, en dos ocasiones este diciembre pasado, Cardoso escribió sendos artículos que fueron publicados en Valor Económico el periódico sobre finanzas y negocios más grande del país, que "hay un sólido paralelismo entre la economía brasileña y la de los países de la periferia europea", a pesar de su aparente gran liquidez. "Han vuelto" las discusiones de la década de los 1990 sobre el problema de la deuda de Brasil, escribió ella el 20 de diciembre.

Dado su pedigrí, Cardoso no habla solo por sí misma, y juzgando por su artículo del 20 de diciembre, titulado "Las cinco maneras para deshacerse de la deuda", el cual fue comentado en el sitio electrónico del Ministerio de Hacienda, entro otros sitios, parece que se están calentando las discusiones tras bambalinas en Brasil: la primera medida para eliminar la deuda que ella propuso es la de "eliminar a los acreedores", una práctica que se registra en la historia por primera vez en el mito griego de Teseo, cuando mató al Minotauro para liberar a Atenas del tributo impuesto, y fue llevada a la práctica de nuevo por el rey francés Felipe IV cuando quemó a los templarios en la hoguera en 1307, y con ellos, ¡la deuda a ellos! Cardoso, una monetarista devota, lamenta que "a pesar de la repugnancia que inspira el no poder cumplir con un contrato, hay momentos en que para poder vencer una crisis se requiere no hacerlo... Es una pena que todavía hoy, no haya un proceso supervisado por la Corte para una reorganización por bancarrota para los países en incumplimiento".