Obamacare: pocas inscripciones de jóvenes; una gran ayuda para Wall Street

15 de enero de 2014

15 de enero de 2014 — El Departamento de Salud y Servicios Humanos del gobierno finalmente dio a conocer ayer algunas de las cifras demográficas de quienes se han inscrito a su programa de salud (conocido como Obamacare en inglés) hasta ahora. En términos de las matemáticas de Wall Street y los carteles de las aseguradoras, se necesitaba que un 40% de los inscritos estuvieran en el grupo de los jóvenes y saludables, con el fin de que se les garantizaran ganancias a las aseguradoras, pero solo el 24% de los inscritos pertenecen a este sector. Es más, hasta el 9 de enero solo el 50% de los nuevos inscritos habían pagado su prima del primer mes, según el consultor Robert Laszewski de los carteles aseguradores, quien destaca aún más, "realistamente", ¿cuántos más podemos esperar que paguen incluso para fin de mes?

¿Mal negocio para las compañías aseguradoras? En lo absoluto. Obamacare le incorporó reglas internas para subsidiar a las aseguradoras bajo estas circunstancias. Desde un principio la intención de la Ley de Protección al Paciente y Atención de Salud Asequible (Obamacare) era el corporativismo, es decir, fascismo: el gobierno y el ala de aseguradoras de Wall Street están actuando como una y la misma cosa.

Brian Schweitzer, ex gobernador (demócrata) de Montana, denunció de nuevo la naturaleza del Obamacare en entrevista televisiva esta semana, diciendo que garantiza las ganancias y los rescates del sector asegurador. En diciembre, dijo, "cumplimos cinco años de Obama, quien, yo agregaría, en muchos casos ha sido corporativista".

Se van a canalizar unos $1,071 billones libres de polvo y paja al sector asegurador de Wall Street en los próximos 10 años, proyecta la Oficina Presupuestaria del Congreso citado en el blog weeklystandard.com del 13 de enero, 'Rescate de las aseguradoras de salud y la ayuda al Obamacare".[1]

En el Obamacare hay muchas medidas especiales de diverso tipo para asegurar las tasas de ganancia para las aseguradoras. Por ejemplo, existe un Programa de Reaseguro en donde, por primas individuales, el gobierno interviene y les paga el 80% de cualquier gasto en el que incurra la compañía aseguradora por cualquier reclamo individual mayor a los $60,000; el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) está proponiendo bajar este límite a los $45,000.

Otro apoyo a las aseguradoras es que el Obamacare les permite manga ancha para el fraude en sus cálculos de costos administrativos y tasas de ganancia, que se supone que nominalmente son reguladas bajo el "Programa Corredor de Riesgo". Todo lo que hace este es limitar las pérdidas que pueden tener las aseguradoras.

Robert Laszewski explica que si una compañía aseguradora espera que sus costos en un año dado sean de 'X' cantidad, y esos costos terminan siendo mayores, digamos X más 2%, entonces los contribuyentes van a salir al rescate de la compañía aseguradora. Una vez que esa compañía aseguradora cubre ese 2% inicial de costos "inesperados", los contribuyentes van a cubrir por lo menos el 80% de cualquier costo adicional en el que incurra la aseguradora.

El pasado noviembre el senador Marco Rubio (Republicano por Florida) presentó un proyecto de ley en el Senado en contra de esto, que invalidaría un rescate mediante el Programa de Corredor de Riesgo. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) propuso específicamente este rescate en su Informe Anual ACA ("Proposed HHS Notice of Benefit and Payment Parameters for 2015") y acaba de concluir un período de comentarios públicos sobre esto. Ver EIR 'El rescate del 'contribuyente único' de Wall Street: más ayuda federal a las aseguradoras privadas' [2] 13 de diciembre de 2013.

Otras tendencias en las cifras de inscripciones recientemente dadas a conocer en el Obamacare muestran que, de los que se inscribieron en los primeros tres meses, un 55% estaban entre los 45 y 64 años de edad. Las personas entre los 55 y 65, la última década antes de ser elegibles para recibir Medicare (el programa de atención médica del gobierno para los mayores de 65 años), representan el mayor número, 33%. Casi un 80% de los que han escogido un plan, califica para recibir subsidios federales para reducir sus primas, dicen funcionarios.