Iraq acusa: mano saudí en la ola terrorista en Al-Anbar

15 de enero de 2014

15 de enero de 2014 — Hay que agregar la reciente guerra criminal en Iraq, a la lista de crímenes de guerra que ha podido cometer el reino de Arabia Saudita del Imperio Británico, gracias a que se le ha permitido a Barack Obama continuar con el encubrimiento del papel central de los saudíes en los ataques del 11 de septiembre del 2001 en contra de los Estados Unidos.

El parlamentario iraquí Ali Al-Shalah informó hoy que el Primer Ministro Nouri-al-Maliki le entregó evidencias a gobiernos extranjeros el jueves pasado, en donde se demostraba el papel de Arabia Saudita y varios otros países no mencionados por nombre, en la activación del asalto de Al-Qaeda contra la provincia de Al-Anbar que empezó a finales de diciembre. "Iraq intenta convocar a una conferencia para denunciar el terrorismo, especialmente ahora que Rusia ha reconocido también que Arabia Saudita es la responsable de los recientes movimientos terroristas" agregó Shalah, según los informes en inglés de las agencias de noticias de Irán.

Dado el papel probado de Arabia Saudita en el 11 de septiembre, dicha conferencia internacional debería de ser igualmente del interés de Estados Unidos.

Shalah, miembro de la Coalición Estado de Derecho (CED) de Maliki en el parlamento, dijo que se le entregó evidencia a embajadores extranjeros en Bagdad en una reunión que hubo el pasado jueves y que el gobierno le pidió a los diplomáticos extranjeros que tomen las medidas apropiadas en contra de los terroristas de al-Qaeda en la comunidad internacional.