En China, Trumka de la AFL-CIO vio el contraste entre el transatlántico en quiebra y el progreso de Eurasia

18 de enero de 2014

18 de enero de 2014 — Apenas regresó de su viaje a China —que por lo visto le abrió los ojos— el presidente de la principal federación sindical estadounidense, AFL-CIO, Richard Trumka, dio una conferencia de prensa telefónica el martes 14 del presente, donde anunció que la central obrera emprenderá una intensa campaña para que el Congreso de Estados Unidos apruebe nuevas obras de infraestructura. Trumka dio estadísticas relacionadas a los caminos que se desmoronan, puentes estructuralmente deficientes y la falta de un mayor desarrollo en infraestructura. La nación necesita "oportunidades y retos para crear Buenos empleos y las bases de la prosperidad", dijo según informó People's World el 17 de enero. "Le vamos a plantear esto a todo el que quiera escuchar", señaló.

Trumka planteó la necesidad de transporte de masas, carreteras, ferrocarriles de alta velocidad, aeropuertos, etc., junto con todas esas otras inversiones dudosas que son puro desperdicio como la mentada "energía limpia" además de modernizar la red eléctrica de Estados Unidos.

Aunque Trumka eligió los ferrocarriles de alta velocidad como su ejemplo de las carencias que tiene Estados Unidos y el impacto que tendría en su economía, en un área en que EU está a la zaga de sus principales socios comerciales. Trumka señaló que su viaje a China le mostró el contraste en la infraestructura de las dos economías más grandes del mundo.

Ambas naciones se habían comprometido a desarrollar trenes de alta velocidad, señaló Trumka. Pero en el 2010, Estados Unidos "escogió la austeridad" y todavía no ha construido ni un centímetro. "Pero ahora los trenes de alta velocidad en China transportan tantos pasajeros como los del sistema de aerolíneas en Estados Unidos".

En conclusión, señaló que Estados Unidos se está quedando muy atrás en el desarrollo de la infraestructura vital para el funcionamiento de la economía. "Para competir con China, India y Alemania, tenemos que invertir, pero nuestra escasa inversión del gobierno federal no es suficiente", declaró Trumka.