Hito cultural y político en Boston: El Instituto Schiller interpretó el Requiem de Mozart en honor a John F. Kennedy

21 de enero de 2014

20 de enero de 2014 — Alrededor de 1,200 personas asistieron el domingo en la tarde al concierto, en Boston, patrocinado por el Instituto Schiller en el que se interpretó el Requiem de Mozart, en honor del difunto Presidente John F. Kennedy. El acto tuvo lugar en la Catedral de la Santa Cruz de Boston, en donde ese mismo día pero hace 50 años, y con la participación de la familia Kennedy, se ofició una misa de Requiem por el difunto Presidente Kennedy.

El Instituto Schiller interpreta el Requiem de Mozart en la Catedral de la Santa Cruz, en Boston.

El acto dio inicio con un breve saludo que expresó personalmente el ex alcalde de Boston y ex embajador de Estados Unidos ante el Vaticano, Raymond Flynn. Además, el embajador Flynn fue portador de los saludos del cardenal O’Malley, de la Arquidiócesis de Boston. Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, también dio unas breves palabras en las que resaltó la necesidad urgente de que la actual generación de líderes asuma la visión de Kennedy y se convierta en el vehículo de su inmortalidad. La señora Zepp-LaRouche citó el documento reciente del Papa Francisco, en el cual él esgrime el mandamiento de “No matarás” como la norma necesaria de la justicia económica y política en todo el mundo. Mathew Ogden leyó los saludos a este concierto conmemorativo enviados por el Presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, por el edil de la ciudad de Boston, Stephen J. Murphy, y por Nicholas Di Virgilio, tenor solista que cantó en la misa de Requiem original de 1964. Así mismo, se escucharon extractos de varios discursos de Kennedy en diferentes momentos, intercalados durante la interpretación del Requiem. Al finalizar el Requiem, el público inmediatamente se puso de pie para dar una gran ovación.

Los detalles del acto estarán disponibles en el portal electrónico del Instituto Schiller [1] próximamente.