Crecen de nuevo los enfrentamientos en Ucrania

22 de enero de 2014

22 de enero de 2014 — En las últimas 72 horas se han intensificado de nuevo las tensiones políticas y violencia callejera en Ucrania. El domingo, las manifestaciones de los Euromaidan (identificados así porque tienen su base de concentración en la Plaza Maidan) a favor del Acuerdo de Asociación con la UE (Unión Europea) rechazado el año pasado, fueron las más grandes de las últimas semanas debido a que los organizadores aprovecharon la rabia ante las estrictas leyes antimanifestaciones que se aprobaron la semana pasada en el Parlamento. El domingo en la tarde, hombres armados no identificados mezclados entre los manifestantes que portaban cascos anaranjados y máscaras antigas, atacaron las posiciones policiacas que se habían levantado para defender los edificios gubernamentales.

Los conocidos dirigentes del movimiento Euromaidan Arkadi Yatsenyuk (Partido Batkivshchyna) y Vitali Klitschko (del partido Udar) intentaron parar el asalto, en donde Yatsenyuk gritaba desde el podio de los Euromaidan que parara el ataque a la policía y el ex campeón de box de peso pesado Klitschko se metió en medio de los atacantes y la policía. En los videos se ve como dominan a Klitschko con los gases de extintores de incendio que le arrojaron los atacantes. Los enfrentamientos duraron varias horas con varios cientos de personas heridas, tanto de la policía como de los manifestantes. Quemaron dos camiones de la policía.

En medio de esta refriega, Klitschko corrió a reunirse con el Presidente Victor Yanukovych, quien hizo un llamado a la paz civil y anuncio un grupo de trabajo del gobierno que se reunirá con la oposición. Las pláticas empezaron hoy, pero los líderes de la oposición exigen que Yanukovych se presente personalmente a negociar sobre sus términos, en vez de enviar al funcionario de seguridad Andrei Klyuvev.

El pretexto para la intensificación de las manifestaciones Euromaiden fue la legislación que se apresuró a aprobar el Parlamento la semana pasada en la cual se restringen severamente las manifestaciones callejeras. Se prohíbe el uso de estrados y sistemas de sonido sin permiso así como también el uso de máscaras por parte de los manifestantes. Ahora se harán acreedores a cinco años de prisión los que levantes barricadas en los edificios públicos.

Aparte de las quejas de la oposición de que el partido gobernante Partido de las Regiones, violó los procedimientos al acelerar la aprobación de estas leyes, es obvio que en el período de Navidad y Año Nuevo (el doceavo día de la Navidad Ortodoxa fue el 18 de enero) se construyeron nuevas capacidades de desestabilización. Una de las nuevas tácticas es la llamada AutoMaidan: caravanas de vehículos recorren el país portando las banderas de Ucrania y de la UE para tratar de extender las protestas. Las nuevas leyes prohíben que más de cinco carros vayan en caravana. Algunos informes dicen que los ataques del domingo fueron llevados a cabo por un grupo derechista poco conocido anteriormente, el llamado Sector Derecha.

A pesar de que los atacantes gritaban consignas del partido racista Svodoba, su dirigente Oleh Tyahnybok negó hoy cualquier afiliación con ellos y se unió a los líderes de la oposición en calificarlos de provocadores. Sin embargo, Yulia Tymoshenko el parlamentario encarcelado y fundador de Batkivshchyna, expresó su solidaridad con los activistas que optaron por la violencia el domingo, dando a conocer una declaración de que las autoridades se lo merecen por haberse rehusado a aceptar las demandas de los Euromaidan cuando eran pacifistas.