Lavrov aborda la intromisión occidental en la volátil Ucrania

22 de enero de 2014

22 de enero de 2014 — El Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dio ayer una conferencia de prensa para repasar la diplomacia rusa en el último año, en donde criticó tajantemente a los funcionarios y diplomáticos de la UE (Unión Europea) que se han entrometido en el conflicto político de Ucrania para avanzar el programa británico de caos y guerra. Al responder a una pregunta planteada en términos de una posible partición de Ucrania, Lavrov dijo: "No me gustaría apoyar ninguna discusión provocadora sobre una división de Ucrania. Rusia está haciendo todo lo que está en su poder para evitar esto y estabilizar la situación".

Lavrov atacó la postura europea, y dijo: "Yo no sé porqué la UE está ofendida con nosotros por lo que está sucediendo en Ucrania. Aunque nosotros preferiríamos que algunos de nuestros colegas europeos se tomaran menos libertades con respecto a la crisis ucraniana; miembros de varios gobiernos europeos se han presentado sin ser invitados en la Maidan [Plaza Central de Kiev] y han tomado parte en las manifestaciones antigubernamentales en un país con el cual tienen relaciones diplomáticas. Esto es indecoroso y esto es lo que está caldeando la situación".

Lavrov se preguntó qué pasaría en cualquier país de la UE si los manifestantes se apoderaran del ayuntamiento de alguna ciudad importante u ocuparan edificios del gobierno. "¡Nunca se hubiera permitido esto. Pogroms, ataques a la policía, incendios, bombas molotov, explosivos; esto es horrible y ¡es una violación absoluta a todas las normas de comportamiento europeas!". Lavrov dijo que los llamados de hasta los lideres de la oposición, incluso de Vitali Klitschko, a la gente para que sean más conscientes indican que "la situación se está saliendo de control"

Agregó que: "Sabemos que en gran medida la situación está siendo manejada desde el exterior. Quienes la están impulsando ni siquiera les importa lo que es el interés de la misma oposición, y están tratando de provocar la violencia. Cuando algo como esto sucede en cualquier país de la UE nadie se cuestiona la necesidad de medidas enérgicas para parar la violencia y el desorden. Y sin embargo en este caso desde el exterior se escuchan demandas para que se escoja algo diferente. En la reunión de la OSCE en Kiev a principios de diciembre, nuestros colegas de Estados Unidos exigieron que el gobierno ucraniano 'escuche las voces de la población' y dijeron que 'si ellos no escuchan va a haber caos'. Yo no se qué fue eso, si una profecía o una visión. Pero lo más probable es que alguien tenga interés en este caos. Nosotros no. Nosotros queremos una Ucrania estable. Hay demasiados vínculos económicos, culturales y espirituales que nos unen como para que nosotros arrojemos leña al fuego que alguien está tratando de incendiar ahí. Y lo principal es: ¿cual fue la causa de estas protestas? El hecho de que el gobierno, totalmente dentro de su autoridad y competencia, decidió no firmar o suscribir los documentos con la UE en este momento".

Lavrov se preguntó qué le espera políticamente a población como la de Grecia que se han manifestado para salirse de la UE y a los partidos escépticos del euro que se están formando en otros países miembros de la UE, o al 50% de los letones que se oponen a entrar a la zona del euro, ahora que el gobierno de Letonia acaba de decidir entrar. Reiteró que Rusia está preparada para discutir formas de superar la postura "ya sea a favor nuestro o en contra nuestra", adoptada por la UE hacia muchos países de Europa Oriental. Destacó que la UE no ha ofrecido ninguna explicación a su rechazo categórico a la propuesta del Primer Ministro ucraniano Azarov de consultas trilaterales UE, Rusia y Ucrania.

El martes continuaron en Kiev los enfrentamientos entre los manifestantes enmascarados y la policía. Cada vez hay más cobertura de un grupo llamado Sector Derecha, compuesto en parte de violentos hinchas del futbol promoviendo una ideología antigobierno que no está ni siquiera a favor de la Unión Europea (UE) como el que constantemente inicia los enfrentamientos violentos. Por donde quiera circulan los rumores de una inminente toma por la fuerza de la Maidan para despejarla. Hoy el líder del Partido Batkivshchyna (Patria), Arseni Yatsenyuk lloró diciendo que "quedan pocos días o quizá solo horas, para que sea posible solucionar el proceso político con negociaciones". Entrevistado en la televisora estatal rusa Vesti 24, el Primer Ministro Azarov advirtió: "Si no paran los provocadores, no le va a quedar ninguna otra opción a las autoridades más que el uso de la fuerza, como lo dispone la ley, con el fin de proteger a nuestra población".

¿Quien está escalando la situación en Kiev? Una perspectiva desde Alemania

Los principales medios de comunicación en Alemania han estado en su mayor parte a favor de las protestas en Kiev, pero la reciente intensificación del conflicto ha generado algunas criticas, enfocándose en el papel de los extremistas y en el hecho de que parece que el "moderado" Vitali Klitschko o perdió el control o se niega a mantener las protestas bajo control. Klitschko y los otros dos líderes principales de la oposición, Tyahnybok y Yasenyuk, se han distanciado de los disturbios, pero al mismo tiempo siguen haciendo llamados a que más ucranianos vayan a Kiev a contribuir a derrocar el gobierno. Klitschko dijo que teme que haya pérdidas de vidas humanas si el gobierno sigue negándose a aceptar las demandas de los manifestantes y que si muere gente el gobierno va a ser el culpable.

En cuanto al Partido Svoboda de Tyahnybok, el semanario Die Zeit de Alemania informa que los miembros de su propio partido apoyan activamente la violencia y están acarreando más y más jóvenes a Kiev. La revista en línea Telépolis de Alemania informa que se detectaron las banderas rojinegras del grupo nacionalista extremista del occidente de Ucrania UNA-USO entre la multitud violenta, que incluye también a miembros del partido racista Svoboda. Es más, se ha visto al líder del grupo Bratstvo, Dmytro Korchynsky siempre que han ocurrido choques con la policía y los escuadrones antidisturbios. Kochynsky promueve la lucha armada, peleó en contra de los rusos del lado de Georgia en el 2008 y se dice que también estuvo activo en Chechenia. Los alborotadores no solo han estado usando martillos, hachas y bombas molotov en contra de la policía y los carros policiales sino que han desplegado catapultas de madera, lo que parece una escena de la Edad Media, que usan para lanzar rocas grandes y otros objetos a la policía.