Yanukovych busca una negociación en la próxima sesión del Parlamento; parlamentarios acusan a la oposición ...

25 de enero de 2014

Yanukovych busca una negociación en la próxima sesión del Parlamento; parlamentarios acusan a la oposición respaldada por el exterior de querer todo o nada

25 de enero de 2014 — En reunión con dirigentes de la iglesia ucraniana el viernes, el Presidente de Ucrania, Victor Yanukovych, dijo que estaba preparado para hacer cambios en el gobierno y firmar enmiendas a las regulaciones del 16 de enero sobre las manifestaciones, cuando se reúna el próximo martes, 28 de junio, el Supremo Rada (parlamento). Dijo que ya se están redactando las enmiendas: "Junto con la oposición, estamos preparando soluciones de avenencia. Vamos a votar sobre las enmiendas a estas leyes y remover este problema... Vamos a ir juntos con la oposición ante el Parlamento y votar sobre esto". Al mismo tiempo, Yanukovych advirtió que "voy a hacer todo lo posible por parar este conflicto, por parar la violencia y restablecer la estabilidad. Ciertamente, parando a los radicales. Si podemos pararlos de una manera amigable, los vamos a parar amigablemente. Si no, vamos a usar todos los métodos legales que nos proporcionan las leyes de Ucrania".

Lideres de la oposición continúan dando a conocer declaraciones en el sentido de que Yanukovych no está haciendo suficientes concesiones. Tanto Vitali Klitschko como Arseni Yatsenyuk, dirigentes de los dos partidos de la oposición en el Rada, dijeron que van a tener que intervenir intermediarios internacionales. En Davos, el Primer Ministro Mykola Arzarov dijo también que si Suiza, que preside actualmente la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ofreciera ayuda "para normalizar la situación" Kiev no la iba a rechazar.

En la calle Hrushevsky en Kiev, en donde se ubica el Supremo Rada, los militantes construyeron nuevas barricadas. El jueves en la noche abuchearon a Klitschko cuando se presentó para informar sobre las negociaciones. En las entrevistas callejeras de la TV rusa se ve gente diciendo, "no necesitamos ninguna avenencia, necesitamos un cambio de régimen". El viernes los insurgentes se apoderaron del edificio del Ministerio de Agricultura en la calle Kreshchatik, y dijeron a los reporteros que lo necesitaban como un lugar donde abrigarse y también porque "estamos haciendo una revolución; vamos a apoderarnos de todos los edificios... la administración del gobierno, el Rada". También en varias otras ciudades al occidente y sur de Ucrania, bandas organizadas se apoderaron de edificios de gobiernos regionales.

El parlamentario del Partido de las Regiones Oleh Tsaryov, quien hace unas semanas acusó a la embajada norteamericana de patrocinar este verano pasado las sesiones de entrenamiento sobre creación de redes sociales para la oposición, hizo nuevos cargos durante su presentación el 22 de enero en un ruidoso programa de comentarios del Canal Uno de Rusia, donde enfatizó que claramente los insurgentes han recibido "un entrenamiento cuidadoso y profesional". El viernes, Tsaryov puso en su Facebook que miembros de la Duma estatal (parlamento) ruso, "con vínculos a la inteligencia siria" le informaron que 350 mercenarios ucranianos que estuvieron combatiendo al gobierno sirio el año pasado regresaron a Ucrania el 19 de enero, poco antes de la intensificación de tensiones en la calle Hrushevsky.

Según la agencia Interfax de Ucrania, Yanukovych también se refirió a "combatientes extranjeros en la calle Hrushevsky" durante su reunión con los representantes de la iglesia. Tsaryov acusó que los insurgentes habían concebido "apoderarse" de la planta de energía nuclear en Rivne, usándolo como pretexto para que intervenga la OTAN en Ucrania; Polit.ru y otros medios citan a operadores de la planta nuclear negando haber sido "tomados", aunque Tsaryov dijo que el se estaba refiriendo a amenazas y presiones sobre los trabajadores y familias en la planta nuclear en Rivne, para que permitan que entren al sitio personas extrañas al lugar. Durante el programa de Canal Uno, Tsaryov dijo que lo que está sucediendo es "una guerra en contra de Rusia" librada por Occidente en el territorio ucraniano.