Robert Gates sigue interviniendo en contra de la guerra

20 de enero de 2014

20 de enero de 2014 — El ex secretario de la Defensa de EU, Robert Gates, continuó con su campaña en contra de la guerra con presentaciones en los programas dominicales de CNN y NBC. A Fareed Zakaria de CNN, le dijo que escribió el libro de sus memorias en este momento para forzar el debate sobre temas vitales para la seguridad nacional, que no pueden esperar hasta las elecciones del 2016 o hasta que entre el nuevo gobierno en el 2017. Dijo que existen graves preocupaciones sobre como va a tratar Estados Unidos a aliados como Arabia Saudita e Israel. Dijo que su mayor preocupación sobre el futuro se centra en el uso apresurado de las fuerzas armadas. Advirtió que a menos que Estados Unidos se vea amenazado directamente, el uso de la fuerza militar debe ser el último recurso. Reiteró que los mayores pacifistas en Washington portan uniformes militares y que recibe continuamente informaciones de las familias de los militares que sabían que a él personalmente le preocupaba la seguridad de sus hijos e hijas que combaten en Iraq y Afganistán.

A una pregunta sobre cual es su mayor preocupación sobre seguridad en el futuro cercano, Gates dijo que el problema número uno es "la parálisis en DC" que ha creado una situación de incertidumbre sobre los futuros programas de defensa de EU. Destacó que, en los últimos 40 años, no ha salido bien ni una sola de las crisis militares y esto tiene que cambiar.

Zakaria le preguntó específicamente a Gates que creía él que pudieran ser las consecuencias de un ataque militar israelí o estadounidense en contra de Irán. Contestó que no creía que pudiera terminar bien y que Irán tiene la capacidad de responder al ataque de manera asimétrica en contra de pozos petroleros, en contra de aliados en la región e incluso en contra de bienes navales de EU. También argumentó que cualquier acción militar volvía "inevitable que Irán se convirtiera en una nación nuclear". Gates destacó que, con excepción de la Segunda Guerra Mundial y la Operación Tormenta en el Desierto, las aventuras militares de Estados Unidos en el exterior no han terminado en victorias contundentes. Dijo que una de sus reglas cardinales como Secretario de la Defensa fue que Estados Unidos debería ponerle fin a las dos guerras en proceso en Afganistán e Iraq antes de lanzar cualquier otra guerra adicional, incluyendo a la guerra contra Libia.

Gates también le dijo a Zakaria que el no considera a China como un "adversario militar de los Estados Unidos hoy". Agregó que la situación en un futuro va a estar determinada en gran medida por la forma en que el liderato de ambos países se relacione unos con otros.