Arlacchi: las protestas en Ucrania las controlan los nazis

31 de enero de 2014

31 de enero de 2014 — El miembro del Parlamento Europeo, Pino Arlacchi, exdirector de la Oficina de Control de Drogas y Prevención del Crimen (ODCCP) de la ONU, dijo en entrevista el 27 de enero con la Radio 24, de Italia, que la protesta en Ucrania está en manos de los nazis e hizo un llamado a la Unión Europea (UE) para que deje de interferir en el país.

Ante una pregunta sobre si pensaba que Europa no estaba apoyando adecuadamente a los manifestantes "que exigen Europa" en Ucrania, Arlacchi contestó:

"No parece en absoluto que ellos estén exigiendo 'Europa' en este momento. Las calles están en manos de los radicales pro nazis y los nacionalistas de Svoboda, que yo no creo les importa mucho Europa". Cuando el entrevistador insistió en que "una parte de la oposición está a favor de Europa", Arlacchi respondió: "El estar a favor de la UE significa que ellos tienen que estar también a favor de métodos y valores de la UE. Lanzarse a las calles con armas, disparando y destruyendo edificios públicos y exigir después que el gobierno haga lo que ellos dicen, no me parece a mi que sea muy europeo".

"Yo no estoy a favor del gobierno ucraniano pero tampoco voy a caer en la trampa de pensar que una calle violenta tiene el derecho a derrocar a un gobierno electo democráticamente; las elecciones fueron normales, nosotros las observamos. No me gusta una muchedumbre que quiere cambiar las reglas del juego democrático por la fuerza. Ellos pueden exigir nuevas elecciones, ellos pueden exigir la renuncia del gobierno, ellos pueden exigir todo lo que está en su derecho exigir, pero lo tienen que hacer con los métodos que son coherentes con las reglas de la democracia".

Radio 24 destacó que esa mañana la Ministra de Relaciones Exteriores de Italia Emma Bonino había dicho que era insostenible la posición del Presidente Yanukovych.

Arlacchi respondió: "Yo diría que nosotros deberíamos tratar de interferir menos en los asuntos internos de otros países. Esta intervención europea en Ucrania ha sido un desastre, porque ha dividido al país. Ha puesto a todo el sector antirruso del país en contra de la otra mitad que está a favor de Rusia, sin una idea precisa que no sea la continuación de la Guerra Fría. He insistido y continuamente insisto, al igual que muchos otros colegas, que el mensaje europeo no puede ser dividir a un país de esta manera, no está en el interés de Europa; y que nosotros debemos construir una nueva política hacia el Este, con base en el dialogo y la inclusión también de Rusia, en vez de comportarnos como si estuviéramos en el peor momento de la Guerra Fría".

Cuando era director antidrogas de la ONU, Arlacchi inició un programa para erradicar las plantaciones de opio en Afganistán en 1998, y reemplazarlas con cosechas de alimentos. El programa, implementado en colaboración con el gobierno Talibán, redujo significativamente la producción de narcóticos, hasta que se inició la guerra angloestadounidense en contra de Afganistán, después del ataque del 11 de septiembre, y la producción de opio se fue hasta las nubes de nuevo.