UE a los Estados miembros: incluyan las drogas y prostitución a su PNB

31 de enero de 2014

31 de enero de 2014 — El Diario.es informó este mes que llegando octubre el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de España va a empezar a incluir los ingresos de la prostitución, el tráfico de drogas y el contrabando en sus cálculos del Producto Nacional Bruto (PNB). El artículo del 20 de enero de El Diario cita cálculos de que esto le agregaría unos 10 mil millones de euros al año al PNB de España, un aumento de alrededor 1%.

Pero España no está haciendo más que adelantarse a la política general de la Unión Europea (UE). El Sistema de Contabilidad Europeo ha recomendado desde hace años que todos sus 28 Estados miembros incluyan la economía ilegal en su PNB, pero para el 2016 esto va a ser obligado para todos los Estados miembros. Eurostat, la agencia oficial de estadísticas de la UE dio a conocer un borrador con consejos técnicos sobre cómo calcular el "valor" de estas actividades criminales, recomendando que el renglón de prostitución ( que debe incluirse bajo "servicios") se calcule con aproximación al lado de la "oferta" en tanto que el tráfico de drogas se calcule del lado de la "demanda".

El precedente para esta legalización de hecho de la más bestial de las actividades humanas, que todas las sociedades civilizadas han rechazado a través de la historia, se sentó en 1998-1999 precisamente en el mismo período en el que Wall Street y la City de Londres orquestaron la eliminación de la Glass-Steagall. En ese entonces, el Fondo Monetario Internacional (FMI) le ordenó al principal país productor de cocaína en el mundo entonces, Colombia, que incluyera las cosechas de drogas en sus estadísticas sobre el PNB. Un vocero del FMI le dijo a la EIR en ese entonces que "idealmente" todos los países deberían incluir también la heroína y todas las otras actividades ilegales, pero que este era un principio.

La EIR denunció las implicaciones globales [1] de la política de transformar el PNB en "Producto Narco Bruto" por no ser más que la extensión del monetarismo hasta sus conclusiones lógicas, y se preguntaba: "Si se van a contabilizar las drogas y la prostitución como parte del PNB, ¿debemos entonces considerar un operativo exitoso contra las drogas como una reducción del PNB o del 'valor agregado'? ¿No debemos también contabilizar la pornografía como 'valor agregado'? ¿Y qué con la pornografía infantil (¡es un negocio de miles de millones!)? ¿Qué tal las 'filmaciones clandestinas', en donde las personas (especialmente niños) son explotados sexualmente y después asesinados en la película?

"¿Quizás el asesinato, violación y tortura también deban contabilizarse como parte del PNB?"

Dichas preguntas se están debatiendo ahora calmadamente en el Eurostat y secuaces.

Según El Diario.es, Eurostat recomienda que los Estados miembros limiten sus cálculos a las transacciones ilegales tomando como base el "consentimiento de ambas partes". Por lo tanto el robo se debe excluir de la contabilidad nacional. Sin embargo, uno de los principales "economistas cuantitativos" de España y director de la Fundación de bancos de ahorros (FUNCAS), Angel Laborda Peralta, insiste en que se debe incluir el tráfico de personas porque involucra una "transacción económica".

Un documento del parlamento europeo del 2008 sobre el "Mercado Ilegal de drogas. Cómo medir las drogas ilegales en el marco de la contabilidad nacional. El caso de Italia" informa que los Sistemas de Contabilidad Europeos (ESA95), "establecen que todas las actividades productivas [sic!] se deben incluir en la contabilidad nacional, independientemente de si son legales o no". Eurostat, a instigación de la Comisión sobre PNB (compuesta de representantes de los Estados miembros y la Comisión Europea) le solicitó oficialmente en el 2003 a los Estados miembros que calcularan el "valor" de las drogas, la prostitución y el contrabando, como una alta prioridad.

¿Es este el destino que se pretende para Ucrania, también, si triunfa el intento de golpe de estado neonazi que quiere forzar a Ucrania a que se una al campo de concentración de la UE?