Obama reconsidera la marihuana. La jefa de la DEA ataca violentamente los comentarios del marihuano

28 de enero de 2014

28 de enero de 2014 — En una entrevista de 21 páginas en la revista semanal New Yorker que le hizo David Remnick, Obama le describe a Remnick como es qué mintió en cuanto a su opinión sobre varios temas y después se justificó usando el eufemismo de que ha "evolucionado" en estos temas. Sobre las drogas, Obama le dijo a Remnick: "Como está bien documentado, yo fumé marihuana cuando era chico y la considero un mal hábito y un vicio, no muy diferente de los cigarrillos que fumé desde que era joven hasta una buena parte de mi vida adulta. Yo no creo que sea más peligrosa que el alcohol". [énfasis agregado]

Más adelante Obama explica que lo que le molesta es el castigo desproporcionado para los que consumen drogas y que "es importante que avance la legalización de la marihuana en Colorado y Washington, porque es importante para la sociedad que no haya una situación en donde gran parte de la población ha quebrantado la ley en un momento u otro, y solo se castiga a un grupo pequeño".¡He aquí al abogado constitucionalista!

Estas declaraciones han acarreado muchos ataques de diversos estamentos políticos, siendo de las más importantes la declaración de la Jefa de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), Michele M. Leonhart, en la reunión anual de alguaciles del país esta semana, por lo que recibió una ovación de pie.

Según informes en el diario Boston Herald, el alguacil del condado Kern (California) Donny Youngblood, presidente de la Asociación de Alguaciles de Condados Grandes, patrocinadora del evento, dijo que Leonhart –-nombrada por Obama en el 2010— atacó a Obama por lo que Youngblood calificó como un comentario "irresponsable" de Obama, "una bofetada a la cara" de los policías que han muerto combatiendo las drogas en las calles. "Esta es una mujer que ha pasado 33 años de su vida en la DEA combatiendo el abuso de drogas, toda su vida. Que el Presidente de los Estados Unidos haya dicho públicamente que la marihuana es un mal hábito como el alcohol, fue algo atroz para todos los presentes", dijo Youngblood. "Creo que sintió como si hubiera traicionado todo lo que ella ha hecho por la población estadounidense al aplicar la ley en contra de las drogas... La aplaudieron de pie".

"Está frustrada por la misma razón que lo estamos todos", agregó el alguacil del condado de Briston (Massachussets), Thomas Hodgson. "Ella dijo que sentía que el gobierno no entendía lo suficientemente de ciencia al hacer esos comentarios. Dijo que está particularmente frustrada ante el hecho de que, según ella, la Casa Blanca participó en un equipo de sóftbol con un grupo a favor de la legalización... Pero agregó que el punto más bajo en toda su carrera de 33 años en la DEA fue cuando supo que se había ondeado una bandera de marihuana el 4 de julio en el Capitolio. Todos los alguaciles estaban choqueados. Es la primera vez en 28 años que he escuchado a alguien hablar tan crudamente".

La bandera estadounidense hecha de marihuana fue ondeada en el Capitolio el día de la Independencia del 2013 a solicitud expresa del congresista demócrata por Colorado, Jared Polis.

Por otra parte dos excongresistas, Patrick Kennedy y Ernest Istook atacaron públicamente al presidente Barack Obama por sus comentarios en pro de la marihuana en la revista New Yorker. En entrevista en el programa Hardball de MSNBC el lunes, Kennedy, ocho veces congresista demócrata por Rhode Island, quien es hijo de Ted Kennedy y sobrino de JFK, dijo: "Yo creo que el Presidente necesita hablar con la directora de NIH (Institutos Nacionales de Salud), encargados del abuso de drogas, ella le diría al Presidente que, en realidad, la marihuana actual está modificada genéticamente, así que tiene niveles de THC mucho más elevados, superando con mucho la marihuana que reconoce haber fumado cuando era joven". Kennedy destacó que los estudios del gobierno han mostrado consistentemente que la marihuana es dañina.

"Está equivocado cuando dice que no es dañina" dijo Kennedy. "Necesitamos que haya decisiones presidenciales basadas en la salud pública y en la sólida base científica en que ha invertido el gobierno federal". Kennedy advirtió que los cabildos del alcohol y el tabaco son muy poderosos y que "en estos momentos tenemos la oportunidad de parar otra industria que busca ganancias a costa de nuestra salud pública".

Por su parte el ex congresista republicano por Oklahoma, Ernest Istook, reelegido 7 veces, publicó un artículo firmado en la página editorial del Washington Times con el encabezado "La cruda verdad: el zar antidrogas de la Casa Blanca contradice a Obama sobre la marihuana". Istook destaca que la política oficial de la Oficina sobre Política Nacional sobre Control de Drogas de la Casa Blanca, puesta en el sitio www. whitehouse.gov, contradice explícitamente los comentarios de Obama en dicha entrevista en el sentido de que la marihuana no es más peligrosa que el alcohol o los cigarrillos, y que apoya las leyes legalizadoras en Colorado y Washington.