Yanukovych en China, firmó acuerdos, invitó a Xi a Kiev, y respaldó la 'Ruta de la Seda'

7 de diciembre de 2013

6 de diciembre de 2013 — Durante su visita de Estado a China, el Presidente de Ucrania, Victor Yanukovych, se reunió el jueves 5 con el Presidente de China, Xi Jinping, y con Zhang Dejiang, presidente del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo, y también habló ante el Foro de Empresarios Chino-Ucranianos. Ese día se firmaron una serie de documento, entre los cuales destacar un Acuerdo de Amistad y Cooperación entre Ucrania y China y una Declaración Conjunta de Ucrania y China para avanzar en la mejora de las Relaciones de Colaboración Estratégica, lo cual confirma el Programa bilateral de Desarrollo de Colaboración Estratégica entre Ucrania y China para el 2014 al 2018.

Yanukovych anunció que invitó al Presidente Xi Jinping para que visite Ucrania. En una entrevista que le dio a la Radio Internacional de China, mencionó de modo especial que recibió con agrado la importancia que le da el Presidente de China a lo que han denominado el cinturón de desarrollo de la Gran Ruta de la Seda. "Ucrania le da gran importancia al mejoramiento de la colaboración estratégica con China", dijo Yanukovych. "Consideramos muy importante la cooperación interregional, puesto que es un mecanismo práctico concreto para la implementación de decisiones estratégicas que se adoptan a niveles superiores... Ucrania respaldará activamente la idea de la Gran Ruta de la Seda".

En el Foro Empresarial, Yanukovych estimó que los acuerdos que se estaban firmando traerían a Ucrania inversiones chinas de $8 mil millones de dólares. Mencionó las industrias de aeronaves, la construcción de barcos, de energía, la minería, la agricultura y la infraestructura, y destacó el modelo de colaboración pública y privada (que no es sorprendente, dado que el 91% de la economía Ucraniana ha sido privatizada y solo el 9% de sus compañías están bajo control del Estado). La cooperación en algunas de estas áreas ya tiene sus antecedentes, porque Yanukovych le dio prioridad a los acuerdos con China como parte de lo que caracteriza su política económica internacional multi vectorial, desde que llegó a la Presidencia en el 2010. En términos monetarios, el comercio entre Ucrania y China se mantuvo en $10 mil millones de dólares en el 2012, o como un cuarto del nivel del comercio entre Ucrania y Rusia, o Ucrania y Europa, el cual es, con ambos, de alrededor de $40 mil millones de dólares al año.

Ucrania tiene un déficit comercial con China de 6 mil millones de dólares. Los acuerdos bilaterales que se firmaron hoy incluyen uno que aumentaría las exportaciones ucranianas a China, en especial de alimentos y otros productos agrícolas. Ucrania ya se comprometió a aumentar las exportaciones de granos a China de entre 2.5 a 4 millones de toneladas al año, en base a los acuerdos hechos en el 2012 sobre la inversión en granos. Hoy, se acordaron nuevos protocolos técnicos sobre la exportación a China de soya, cebada, y aceite de linaza ucranianos. Otros acuerdos trataron la llamada energía renovable y los proyectos de medicina tradicional china en Ucrania, además de turismo. Entre los acuerdos de infraestructura industrial que se firmaron a nivel gubernamental y entre los empresarios hubo uno de inversiones chinas (que no es la primera vez) en la empresa minera del magnate ucraniano del acero Rinat Akhmetov en operaciones mineras para sacar carbón en la región de Donetsk; un acuerdo para producir helicópteros; y la participación de la China National Machinery Industry Corporation con la empresa ucraniana Kryukivsky Carriage Works, para producir materiales rodantes para las nuevas líneas ferroviarias entre Kiev y el Aeropuerto Internacional de Boryspil.

El acuerdo que se rumoraba en el que China construirá una carretera de paga que rodearía la capital de Kiev, no llegó a materializarse en nada de los que se anunció hoy, pero la empresa Kyivhydroinvest de Crimea, y la compañía BICIM del empresario Wang Jing (quien negoció con Nicaragua para construir un nuevo mega canal entre el Océano Pacífico y el mar Caribe), dieron una conferencia de prensa sorpresa en la que tocaron diversos grandes proyectos de infraestructura potenciales. Firmaron un memorando de entendimiento para construir un puerto de aguas profundas de $3 mil millones de dólares en Crimea. Un puerto como ese podría estar relacionado con un aumento sustancial de las exportaciones de alimentos de Ucrania a China.

Otra cosa que tampoco se incluyó en los anuncios oficiales, por lo menos hasta ahora, fue un acuerdo controversial bajo el cual China podría convertirse el mayor inversionista hasta ahora, que se beneficie del radical relajamiento reciente de las leyes de control extranjero respecto a la fabulosa tierra negra para la agricultura que tiene Ucrania. Las compañías europeas de alimentos ya han obtenido contratos de arrendamiento por 50 años en grandes porciones de ese terreno, pero el South China Morning Post y otras publicaciones rusas de negocios informaron en septiembre —cuando el ministro de agricultura de Ucrania estuvo en China— que un crédito del banco chino de comercio exterior por unos $3 mil millones de dólares a 15 años para modernizar los sistemas de irrigación en el sur de Ucrania podrían significar el arrendamiento de 3 millones de hectáreas, o un gran total del 9% de la tierra de labranza de Ucrania, a una agencia china por 50 años. El terreno en cuestión pertenece actualmente a una compañía que encabeza el ex gobernador de la región de Dnepropetrovsk. En Ucrania, este acuerdo potencial fue muy atacado de estar entregando el cinturón de tierra negra a terratenientes chinos.

Algo que tampoco se confirmó en los anuncios de hoy, pero que se informó ampliamente que hay negociaciones en camino, es que China invertiría $3,700 millones de dólares para construir cuatro plantas de gasificación del carbón en el sur de Ucrania, reemplazando 4 mil millones de metros cúbicos al año de gas natural que Ucrania necesita importar.

El viceministro de relaciones exteriores de China, Cheng Guoping, expresamente negó que Beijing extendería algún préstamo de emergencia a Ucrania. "No, no hubo nada", informó la agencia RIA Novosti, que respondió a una pregunta sobre si hubieron discusiones sobre tales préstamos.