En el umbral de la guerra termonuclear, ¡Obama se tiene que ir!

26 de enero de 2014

El 22 de enero Lyndon LaRouche advirtió que el mundo está en el umbral de una guerra termonuclear, que puede estallar cualquier día debido al choque entre el sistema transatlántico que se está pudriendo y el sistema euroasiático que crece rápidamente. Al final del Informe Semanal de LaRouchePAC [1], LaRouche explicó: ``El problema es que, prácticamente ningún político en el Congreso de Estados Unidos y en la mayoría de las otras instituciones del gobierno, la mayoría de ellos no comprende la diferencia entre estrategia y táctica. Toda la parte transatlántica del mundo está en las garras del imperio británico, del imperio británico en realidad, no de una descripción mítica. Ese imperio tiene la determinación ahora de hacer dos cosas. Primero que todo, su intención prioritaria de largo plazo es reducir la población del planeta Tierra, de 7 mil millones de personas, aproximadamente, a menos de mil millones de personas. Todo lo que la población de Estados Unidos ha sufrido, esencialmente desde el asesinato de John F. Kennedy, se dirige en esa dirección. Esa ya era la dirección en el momento en que murió el Presidente Roosevelt. Desde entonces, Estados Unidos ha estado operando bajo la dirección de los británicos, desde el gobierno de Truman en adelante, la dirección imperial británica, cuya intención era destruir a Estados Unidos mismo, convirtiéndolo en un mero apéndice del imperio británico. La mayoría de los presidentes desde entonces, con un par de excepciones, han sido personas que no entendían esta cuestión, o tenía una débil apreciación de su importancia''.

``Como resultado, ahora hemos llegamos al punto, en que tenemos dividido al planeta en dos zonas en general, con complicaciones en cada una. Por un lado, la región transatlántica, es esencialmente una extensión del imperio británico principalmente, porque el imperio británico posee en estos momentos a Estados Unidos, en términos de sus últimos presidentes, en especial el anterior y el actual. Ellos son simplemente mensajeros del imperio británico. Por lo tanto, tenemos que salir de la provincia de cualquier cosa que represente un miembro de la familia Bush --y si me refiero a la familia de Prescott Bush específicamente-- en su influencia desde el período de la Segunda Guerra Mundial. Prescott Bush fue un agente clave de los británicos dentro de un grupo de gente que influenció, corrompió y controló a Estados Unidos desde la muerte de Franklin Roosevelt. Así que ahora estamos en una situación en la que ellos están haciendo lo que desean en la forma de la política verde. La política verde tiene la intención de destruir el tamaño de la población humana del planeta. Esto es la clave para la cuestión estratégica planetaria. Para entender lo que es la cuestión planetaria, tienes que entender lo clave''.

``La otra parte es la sección en Eurasia, que incluye a Rusia, que va desde varios satélites de la ex Unión Soviética hasta el Pacífico; ésta región, representada por Rusia, China, India y demás, constituye una región Eurasiática. Tienes una región que está creciendo económica, sociológica y culturalmente, creciendo a una tasa acelerada de progreso, ejemplificado por el proyecto de alunizaje de China. Esto quiere decir que Eurasia está creciendo, per cápita, en términos de su productividad, y en términos de su productividad general, mientras que la región transatlántica se corrompe hasta morir. Puede que haya excepciones de algún grado, como en Argentina y demás, puedes tener partes de esta enredadera que no están corruptas, pero en general la cuestión es que Estados Unidos, como el área más grande de la región transatlántica, se está pudriendo a una tasa cada vez más acelerada. Eso quiere decir que el imperio británico, que es la madre de esa zona, se enfrenta con el hecho de que su política actual, si continuase, está causando que en toda esta región del mundo, que ellos controlan y ocupan inmediatamente, llegará efectivamente a la extinción, una desintegración peor que la que padeció el imperio romano durante su derrumbe, como es típico de las formaciones zeusianas como esa. Pero en contra de esto tienen el surgimiento y la consolidación de la potencia de Eurasia, a saber, el poder para producir, el poder para vivir, el poder para elevar el nivel de vida, de lograr cosas para toda la Tierra. Por un lado, el sector eurasiático domina: ¡Crecimiento! Por el otro lado, el sector británico, incluyendo a su víctima Estados Unidos, ¡está muriendo!''

``Por lo tanto, en este contraste entre dos sectores del planeta armados con armas termonucleares, el conflicto es tal que el único modo de que el lado británico, el lado angloamericano, el lado transatlántico, podría sobrevivir bajo su forma actual, bajo sus condiciones y políticas actuales, es tratando de salvar su trasero, embarcándose en el desafío de una amenaza termonuclear, incluso en una guerra termonuclear a escala planetaria. {Esta es la cuestión estratégica inmediata de crisis de la civilización del planeta. Esta es la única estrategia real que define lo que podría pasar. Esta es la única decisión a tomar que tiene algún valor en éstos momentos}''.

Por lo tanto, si los estadounidenses desean sobrevivir, y permitir que otros sobrevivan, hay que sacar a Obama de su cargo por medios constitucionales. El Presidente Obama es una herramienta con una posición determinante para lanzar esa guerra termonuclear, a nombre de la facción de Zeus. Al sacarlo de su cargo, eliminas un factor con el poder detonante para desatar una guerra que significaría la extinción de la raza humana. El enjuiciamiento político de Obama no es una táctica, sino una estrategia para evitar la guerra, y un asunto de vida o muerte para las generaciones por venir.

[1] http://larouchepac.com/node/29584