La campaña al Senado de Kesha Rogers hace temblar a los demócratas, abre el camino al juicio político

26 de febrero de 2014

25 de febrero de 2014 — Hay muchas cosas que indican que la campaña de Kesha Rogers, demócrata larouchista, está haciendo temblar al Partido Demócrata de Texas, y sin duda alguna también a la Casa Blanca, al demostrar que hay un apoyo amplio al juicio político a Barack Obama. Rogers, quien en dos oportunidades ganó las elecciones primarias demócratas para el Congreso por el 22avo distrito de Texas, es famosa por su insistencia de que no hay otra solución a la crisis profunda que amenaza a la vida en el planeta, mientras Obama continúe en la Presidencia, y las entidades financieras de Wall Street "demasiado grandes quebrar" (TBTF) sigan sin control y su fraude siga recibiendo la protección del gobierno de Obama. Su apoyo al enjuiciamiento político y a que se restablezca la ley de regulación bancaria Glass-Steagall del presidente Franklin Roosevelt —misma que pondría a los bancos TBTF en la bancarrota, y a sus directores ejecutivos y a sus aliados criminales en la cárcel— está generando un respaldo creciente entre los electores en Texas, de acuerdo a un nuevo sondeo público dado a conocer recientemente, así como a varias encuestas privadas.

Una figura importante del Partido Demócrata de Houston dijo que "a mí no me sorprendería" si Kesha gana las primarias del 4 de marzo, dada "la calidad extremadamente pobre de los otros candidatos, y los antecedentes de Kesha". Dijo el que el Partido Demócrata tomó la decisión de no hacer una alharaca sobre Kesha, temiendo que el darle publicidad a su posición "aumentaría su respaldo", reconociendo que entre los electores, ha disminuido el apoyo a Obama. En vez de esto, están apoyando a un millonario, David Alameel, un mediocre que gastó 4 millones de dólares de su dinero en las primarias demócratas de 2012, pero a pesar de eso quedó en el cuarto lugar. Esta fuente dijo que ellos contaban con la voluntad de Alameel de invertir una enorme cantidad de dólares en anuncios para derrotar a Rogers, aunque hasta ahora en ninguno de sus anuncios de campaña la ha mencionado. El terminó diciendo, con una risa entre dientes, que esa estrategia "no funcionó en el pasado, y no parece que estuviera funcionando ahora".

Sin embargo, el predominio de la propuesta de Rogers basada en principios en contra de los estafadores financieros de la City de Londres y de Wall Street, y de su títere Obama, incluso se refleja en los anuncios de campaña de Alameel, en las que se deja ver una crítica vaga a Wall Street, diciendo "tenemos que recuperar el país de manos de Wall Street", pero sin ofrecer un programa para hacerlo. Otro de los oponentes, Maxey Scherr, fiscal de El Paso, quien está haciendo campaña como un populista en contra de Ted Cruz, le dijo a un público en San Antonio, estando Kesha presente, que "a diferencia de Kesha, yo no estoy pidiendo el juicio político del Presidente Obama". Pero Maxey añadió una salvedad, diciendo que "si el Presidente actúa por el interés del país, yo estoy con el. Si no es así, entonces yo no estoy con él", que muchos en el público lo entendieron como que ella, así como muchos demócratas, está distanciando su campaña del peligroso Obama.

Con una semana de distancia antes de las primarias, la campaña de Rogers va a incrementar su presencia en todo el estado, mientras continúa enfocada en que si Obama se mantiene en su cargo existe la amenaza de una guerra termonuclear, y en la necesidad de aplastar a Wall Street. Hoy la campaña comenzó a transmitir un anuncio de 30 segundos para dejar claro este punto. El anuncio que se transmitirá durante toda la semana en las estaciones de Houston y Dallas, presenta a la candidata diciendo, "Soy Kesha Rogers, candidata al Senado de Estados Unidos".

"Barack Obama esta poniendo en riesgo tu vida y la de tus seres queridos, proponiéndose a derrocar el gobierno de Ucrania, respaldando a verdaderos nazis.

"Esto no es una sorpresa. El respaldó el rescate a los banqueros quebrados de Wall Street, quienes apoyan esta maniobra en Ucrania, para destruir a Rusia, de modo que esos banqueros puedan robarle sus recursos.

"Vota por mí en la primaria demócrata, para enjuiciar a Obama y aplastar a Wall Street.

"Soy Kesha Rogers y autorizo este mensaje".

Al comentar esta mañana cómo se desenvuelve esto, Lyndon LaRouche dijo: "Estaba esperando escuchar algo así. Incluso los cabeza de chorlito comprenden que la guerra termonuclear es una amenaza grave. Continúen haciendo esto, debemos dar a conocer a la gente que Wall Street es su enemigo".