Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia repudia las declaraciones "inaceptables" de Kerry

4 de marzo de 2014

4 de marzo de 2014 — El Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa emitió el siguiente comunicado con relación a las declaraciones hechas por el Secretario de Estado de EU, John Kerry, sobre la situación en Ucrania:

"Nosotros consideramos que son inaceptables las amenazas en contra de Rusia, hechas por el Secretario de Estado J. Kerry en una serie de declaraciones públicas en relación a los últimos acontecimientos en Ucrania y Crimea. El Secretario de Estado, sin tomarse la molestia de estudiar y comprender el complejo proceso que está ocurriendo en la sociedad ucraniana y formular una evaluación objetiva sobre la situación, que continúa deteriorándose después de que extremistas radicales se apoderaron por la fuerza del poder en Kiev, utiliza clichés de la Guerra Fría, proponiendo 'castigar' a la Federación Rusa en vez de a quienes organizaron el golpe de Estado.

"Al mismo tiempo, no se dice nada sobre el hecho de que fueron EUA y sus aliados, quienes cerraron los ojos ante el vandalismo de las guerrillas de la Maidan, sus abusos en contra de sus oponentes políticos y los simples ciudadanos, su rusofobia y antisemitismo militantes y su profanación de la memoria de los héroes de la Gran Guerra Patriótica. Washington ha ignorado también el hecho de que el régimen de Kiev, recientemente creado, ha violado el acuerdo del 21 de febrero, que habían ratificado con su firma los Ministros de Relaciones Exteriores de Alemania, Francia y Polonia, y que ha formado 'un gobierno de los vencedores', declarándole de hecho la guerra al idioma ruso y a todo lo que se pueda asociar con Rusia. Ahora Occidente tiene como aliados a neonazis declarados, que han destruido iglesias Ortodoxas y sinagogas.

"La posición de Rusia ha sido y continúa siendo consistente y abierta. Aunque para algunos de los políticos occidentales, Ucrania no es más que un mero campo de juegos estratégico, para nosotros ésta es una nación fraterna con la cual estamos unidos por nuestra historia común milenaria.

"Rusia está interesada en una Ucrania fuerte y estable, en donde estén garantizados los derechos legítimos y los intereses de los ucranianos, de nuestros compatriotas, y de todos los ciudadanos en general. En la situación extraordinaria que se ha presentado, aun sin ser falta nuestra, cuando la vida y la seguridad de los residentes de Crimea y la región suroriental están bajo una amenaza real debido a las acciones irresponsables y provocadoras de los seguidores de Bandera y otros elementos ultranacionalistas, las medidas que estamos tomando son apropiadas y absolutamente legales. Nosotros abogamos por el retorno a la normalidad en Ucrania lo más rápido posible, con base en el acuerdo del 21 de febrero, incluyendo la formación de un gobierno legítimo de unidad nacional, tomando en cuenta los intereses de todas las fuerzas políticas y regiones del país".