Gana Kesha Rogers; ¡pierden Obama y Wall Street!

6 de marzo de 2014

5 de marzo de 2014 — La demócrata larouchista Kesha Rogers va a contender en la segunda vuelta electoral de las elecciones demócratas al Senado en Texas, contra el millonario republicano convertido en fanático de Obama, David Alameel. Rogers obtuvo reconocimiento internacional por ser la candidata afroamericana al Senado que pide el enjuiciamiento político del Presidente Barack Obama. Una semana antes de las elecciones primarias del 4 de marzo, según las encuestas Kesha Rogers le llevaba 8% de ventaja a Alameel, lo que llevó a una movilización frenética del partido Demócrata en Texas para calumniar y tratar de derrotar a Rogers. Ahora, a pesar de que su oponente gastó 3 y medio millones de dólares de su propio bolsillo y luego de haberse beneficiado de una cantidad desconocida de parte de Obama y operadores del Partido Demócrata, Rogers va a enfrentar a Alameel en la segunda vuelta electoral el 27 de mayo.

Según el conteo oficial al término de la votación, Kesha Rogers quedó en segundo lugar con 21.7% y más de 110,000 votos. Sin embargo, la participación electoral en general fue increíblemente baja, ya que acudió a las urnas solo el 3.72% de los votantes registrados. Además, la noche de las elecciones, la agencia Associated Press (AP) en una maniobra al estilo "Dewey derrota a Truman", fraudulentamente le dio el gane de las elecciones primarias a Alameel. Después de darse cuenta de su error, informaron que "había habido un error de cómputo en los resultados de un condado". La campaña de Kesha Rogers contactó a AP pero no pudo verificar cual era el condado que había sufrido un error de cómputo, o cual era el condado que había tenido tanta votación que habían sido suficientes para poner a Alameel con más del 50% de los votos. Lyndon LaRouche, cuando se le pidió su opinión sobre los resultados de las elecciones primarias, afirmó: "Aparentemente hubo un intento de fraude sistemático. Aparentemente trataron de cometer fraude en contra de los votantes de Kesha Rogers".

Cuando se le pidió a Kesha Rogers sus impresiones, afirmó que su campaña había ganado una victoria clara:

"Hicimos nuestro trabajo, que consistía en cambiar el tema de la discusión política. Eso es justamente lo que hicimos. Convertimos el juicio político de Obama en el tema dominante. Ahora tenemos que completar el trabajo. Tenemos que enjuiciar a Obama ya".

Kesha Rogers continuó desarrollando cual es su plataforma política: "Es importante que en este momento veamos hacia adelante, hacia la construcción de un futuro. Necesitamos enfrentar la crisis ante la sequía devastadora que afecta a Texas y California. El plan es transformar la nación con una alianza Texas-California con mi campaña y la campaña de Michael Steger al Congreso federal por California, con el desarrollo de la Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica" (NAWAPA).

Ante la segunda vuelta electoral programada para el 27 de mayo, Rogers destacó: "Hay muchas cosas que pueden suceder en 11 semanas que fácilmente pueden voltear al electorado a nuestro favor. Hemos obtenido una victoria por encima de Wall Street, Obama y el Partido Demócrata". Rogers dijo que a pesar de todos sus esfuerzos y gastarse millones de dólares para tratar de derrotarla, la victoria en Texas muestra que no se necesita tener mucho dinero para causar un impacto.

"Lo que ha logrado hasta ahora mi campaña es abrirle la puerta a muchas otras personas que quieren ver un cambio real; para que asuman sus responsabilidades. Ahora tenemos que asestarle una derrota final aplastante a Wall Street y a Obama. Ha llegado el momento del juicio político. Ha llegado el momento de la Glass-Steagall".