La UE completa un "mecanismo de resolución único" para rescates internos y externos suicidas del quebrado sistema bancario

22 de marzo de 2014

22 de marzo de 2014 — La Unión Europea (UE) llegó este jueves 20 a una "solución final" para el sistema bancario del euro, después de estar reunidos toda la noche. El Ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, fue llevado a las pláticas alrededor de las 5:30am para que firmara el acuerdo. El Mecanismo de Resolución Único (SRM, por siglas en inglés) va a necesitar la aprobación formal del Parlamento Europeo y los gobiernos nacionales, lo que pretenden tener listo para antes de que terminen las sesiones de la plenaria del Parlamente Europeo en Estrasburgo a mediados de abril, la última sesión antes de las elecciones europeas en mayo.

El diario irlandés Irish Times informa que el gran avance se produjo cuando llegaron al acuerdo de que el rescate interno (estilo Chipre) se iba a aplicar equitativamente, es decir, el suicidio va a ser igual en todas las naciones. El SRM va a tener un fondo de rescates de 55 mil millones de euros, al cual se supone van a contribuir los bancos en un período de 8 años, pero que mientras tanto va a estar respaldado por los gobiernos, quienes lo van a usar junto con los rescates internos para cumplir con las intenciones de la UE de liquidar buena parte de los 120 principales bancos, rescatar con rescates internos y/o externos las deudas malas, y absorber estos bancos quebrados en los bancos 'demasiado grandes para quebrar'. Esto presupone que la próxima crisis va a ser relativamente pequeña y va a afectar solo uno a la vez en vez de la realidad del desplome sistémico inminente.

El fondo se consolidaría con fondos nacionales para formar un fondo único en el transcurso de 8 años. Según la parlamentaria holandesa Corienn Wortmann-Kool, esto crearía un proceso de reorganización bancaria en donde se trataría a todos los bancos de manera equitativa, sin importar el tamaño del país de procedencia. "Queremos que se apliquen los rescates internos (con los fondos) de los acreedores e inversionistas de la misma manera para todos los bancos, independientemente de los Estados miembros en donde estén localizados estos bancos" dijo, utilizando el ejemplo de Irlanda en comparación con Estados más grandes como Alemania y Francia.

El Irish Times informa orgulloso que: "A diferencia del plan que se había acordado en diciembre, el cual habría significado que un banco francés o alemán, por ejemplo, con fondos más grandes tras de sí, hubieran podido implementar un rescate interno más moderado, un banco irlandés con un fondo nacional más pequeño, se hubiera visto forzado a un rescate interno más drástico, lo que hubiera llevado a mayores costos de financiamiento, dijo".

Intencionalmente socavan aún más la soberanía: "El acuerdo también concibe que la Comisión Europea (CE) va a poder aprobar decisiones hechas por la junta de la SRM sobre reorganizaciones bancarias, en vez de los Estados miembros, aunque los ministros de Finanzas todavía van a tener el derecho a intervenir en ciertos casos. Los parlamentarios han estado tratando de limitar el poder de los Estados miembro de interferir en el proceso de toma de decisiones, en medio de temores de interferencia política".

El fondo también va a tener la capacidad de pedir prestado, en caso de que alguien esté preocupado de que los 55 mil millones de euros no puedan cubrir la burbuja de $1.4 trillones.

Wortmann-Kool caracteriza el proceso como "la democracia andando".