Sivkov: las acciones para suprimir a la oposición al gobierno de Kiev pueden llevar a la guerra

11 de abril de 2014

11 de abril de 2014 — Si el régimen de Kiev actúa en contra de los manifestantes en el este de Ucrania con milicias armadas respaldadas por mercenarios extranjeros, la inevitable intervención de las fuerzas de la OTAN y de Rusia resultaría en una guerra mundial, advierte el Dr. Konstantin Sivkov, en una serie de artículos publicados en los últimos días en el sitio electrónico de noticias VPK. En un artículo con fecha 8 de abril, Sivkov dijo que, en Luhansk, los manifestantes llegan a 20,000 y que podrían aumentar hasta los 70,000 si las fuerzas de seguridad ucranianas tratan de reprimirlos y que tienen más de 5,000 armas y un gran suministro de municiones. Por lo tanto, es improbable que las milicias del Sector Derecha respaldadas por mercenarios estadounidenses de Greystone Limited puedan dispersar a la multitud sin el empleo de armas en forma masiva, pero desatarían una carnicería. Los esfuerzos por eliminar al liderato de los manifestantes inevitablemente llevaría a una confrontación armada a gran escala, es decir, a una guerra civil.

Las condiciones de guerra civil en Ucrania darían como resultado una intervención de la OTAN, dado que la OTAN ya tiene presencia en el país, vía los ejercicios militares conjuntos y Rusia se vería forzada a responder enviando tropas al sureste del país. Como resultado de esto, advierte Sivkov, se podría presentar una situación de contacto entre las fuerzas de la OTAN y Rusia, con una muy alta probabilidad de que haya tiroteos. Sivkov le recuerda a los lectores sobre el incidente en Kosovo en 1999 cuando el entonces Comandante General de la OTAN, Wesley Clark, ordenó un asalto en contra del contingente ruso en Pristina, pero el general británico a cargo se negó a llevarlo a cabo, diciéndole a Clark: "Yo no voy a empezar una Tercera Guerra Mundial por ti".

Sin embargo, advierte Sivkov, es improbable que prevalezca en Ucrania esa lucidez mental, en donde es probable que ambas partes se involucren en guerra de guerrillas. Los líderes de todos los países involucrados se verían atrapados por las circunstancias cambiantes en vez de mantener el control de la situación, como sucedió con el estallido de la Primera Guerra Mundial. Bajo estas condiciones, sería muy difícil poder evitar una confrontación directa entre Estados Unidos y Rusia. "Una confrontación militar directa entre Rusia y la OTAN, aunque inicialmente sea un conflicto armado limitado, puede servir de detonador para una nueva guerra mundial" concluye.

Konstantin Sivkov es director de la Academia de Temas Geopolíticos, fundado por el exdirector del Directorio de Asuntos Internacionales del Ministerio de la Defensa de Rusia, General Leonid Ivashov.