EU preparado para más guerra financiera en contra de Rusia. Evans-Pritchard advierte sobre la "trampa Tucidides"

19 de abril de 2014

EU preparado para más guerra financiera en contra de Rusia. Evans-Pritchard advierte sobre la "trampa Tucidides"

19 de abril de 2014 — Ambrose-Evans-Pritchard informa en el Daily Telegraph del jueves 17 sobre las nuevas formas en que Estados Unidos está llevando a cabo la guerra financiera en contra de Rusia a hurtadillas. Escribe que EU ha creado una "bomba de neutrones" financiera que puede apuntar en contra de cualquier país y que ahora apunta a Rusia. Alega que en los últimos 12 años una "célula élite" del Departamento del Tesoro de EU ha estado diseñando formas de doblegar a cualquier país sin tener que disparar ni un solo tiro.

"Es una nueva especie de guerra, como una insurgencia financiera sigilosa, que tiene la intención de constreñir el flujo financiero vital de nuestros enemigos, sin precedentes por su alcance y efectividad" dice Juan Zárate, el funcionario del Departamento del Tesoro y de la Casa Blanca encargado de dirigir el plan después del 11 de septiembre. "El nuevo juego geoeconómico pudiera ser más eficiente y sutil que las competencias geopolíticas del pasado, aunque no es menos despiadado y destructivo" escribe en su libro La guerra del Tesoro: El inicio de una nueva era de guerra financiera.

Esto incluye cerrarle el acceso a los mercados a los bancos, compañías y entidades estatales rusas, con una deuda de $714 mil millones de dólares. Califica esto de la "Letra Escarlata", creada bajo la Sección 311 de la Ley Patriota de EU, la que se diseñó para utilizarla en contra de los financieros del terrorismo. Una vez que se da el nombre de un banco, se le atrapa en el "abrazo letal de la boa constrictora", como dice Zárate. Incluso aunque el banco no opere en Estados Unidos, los bancos europeos no violarían esto.

Evans-Pritchad señala que "el Tesoro de EU enfrenta una presa más formidable en Rusia, el mayor productor de energía en el mundo con una economía de $2 billones de dólares, científicos estupendos y un arsenal nuclear de primer golpe. También está ligada estrechamente a las economías de Alemania y de Europa del Este" y por lo tanto EU arriesga desestabilizar a su propio sistema de alianzas. Es más, el Presidente Vladimir Putin sabe muy bien esto y sin lugar a dudas está preparado para contrarrestar estas medidas.

Zarate es ahora uno de los consejeros del HSBC que le está aconsejando cómo parar el lavado de narcodinero internamente, lo que es risible por sí mismo.

La columna de Evans-Pretchard cita al profesor de Princeton, Harold James, quien compara dichas acciones con los intentos de Gran Bretaña y Francia de utilizar guerra financiera en contra de Alemania, antes de la Primera Guerra mundial. Al advertir sobre los peligros de dichas acciones, James dice, en un artículo para Project Syndicate, "Lehman era una institución pequeña comparada con los bancos austriacos, franceses y alemanes que están cada vez más expuestos en el sistema financiero de Rusia. El congelamiento de los activos de Rusia podría ser catastrófico para los mercados financieros europeos, en realidad para los mercados globales".

Parece que Evans-Pritchard se está familiarizando con los Clásicos, ya que cita qué tan mal resultaron las sanciones impuestas por Pericles. "Así van las lecciones saludables. Pericles trató de doblegar a la ciudad estado de Megara en el 432 BC, cortándoles el acceso comercial a los mercados del imperio ateniense. Desató las Guerras del Peloponeso, echándose encima a la infantería hoplita de Esparta que aplastó a Atenas. El sistema económico de Grecia quedó en ruinas, a merced de los persas. Eso fue el sabor de la asimetría".