Ofensas punibles: la fracturación hidráulica mata

28 de abril de 2014

24 de abril de 2014 – El siguiente informe fue preparado por Marcia Merry Baker y Paul Gallagher para el semanario Executive Intelligence Review. En consideración a la urgencia y lo pertinente del tema, lo reproducimos aquí en su totalidad.

OFENSAS PUNIBLES:

LA FRACTURACIÓN HIDRÁULICA MATA

Marcia Merry Baker y Paul Gallagher

La escasez criminal de alimentos y del suministro de energía ocasionada por la sequía, la fracturación hidráulica y la manipulación financiera de vital infraestructura de transporte por parte de Warren Buffett, el multimilmillonario patrocinador de Obama, se debe revertir mediante la acción decisiva de los legisladores: Juicio político a Obama; detener la fracturación hidráulica; hacer a un lado a Buffett. Utilicen las facultades federales para asegurar que los suministros vitales tengan acceso al transporte y aprobar el desarrollo de la Alianza Hidráulica y Energética de Norteamérica (NAWAPA XXI) impulsada por fusión nuclear. La densidad de flujo energético de nuestra economía nacional debe crecer con avances tecnológicos, no hundirse en el infierno con las prácticas "verdes’’ de Wall Street.

Ya es cosa pública la realidad de la sequía extrema en el sudoeste; pero la cuantía de la actual crisis incluye el hecho de que en Texas, California y otras partes de los secos estados del oeste, el "gran auge de la fracturación hidráulica del petróleo y el gas" está succionando la poca agua existente, para emplearla en los pozos petroleros; está agotando la totalidad de la limitada capacidad de transporte ferroviario para transportar petróleo; está agotando los gasoductos en toda su capacidad para transportar productos del gas, en especial propano, para la exportación; todo esto mientras los usuarios nacionales padecen y pagan la cuenta. El caos se extiende.

En las llanuras del Norte, la cosecha de 2013 de trigo, maíz, frijol y otros productos agrícolas está rebasando la capacidad de almacenamiento, por falta de transporte por ferrocarril para llevarse lo producido. Mientras tanto, casi nada de fertilizante se ha despachado para las siembras de primavera. Los procesadores de alimentos están de brazos caídos. La Corporación Berkshire Hathaway de Warren Buffett controla la mayor red de ferrocarriles que opera en toda esa zona y tiene enormes inversiones en las compañías que están realizando "fracturación hidráulica" de petróleo y embarcándolo junto con todos sus precursores, en vagones por centenas de miles.

De cerca de cero hace cinco años, el "petróleo de fracturación hidráulica" ahora se transporta a la tasa de un millón de barriles diarios desde la cuenca de esquisto de Bakken en Dakota del Norte y de otras partes, en su mayor parte en el ferrocarril Burlington Northern Santa Fe (BNSF), de Buffett.

Este proceso, que destruye a las comunidades y amenaza a la agricultura y comerciantes locales con la ruina, ahora constituye una crisis de suministro de alimentos y una situación de emergencia nacional. Se debe parar todo el proceso. Se requiere del uso del mandato federal y de medidas semejantes, en particular para remover a Warren Buffett del oficio corporativo, ya. Y empezar el proceso judicial penal.

La fracturación es una política distintiva de Obama:

· En marzo de 2012, Obama firmó el Decreto 13604, mediante el cual creó el Grupo Ejecutivo Federal de Bakken para "encontrar vías para facilitar el desarrollo de recursos de petróleo y gas en la Formación de Bakken en auge". El secretario adjunto del Interior asignado para dirigir este grupo, dijo: "Mediante la coordinación de las distintas agencias federales involucradas en la región de Bakken, podemos ofrecer un mejor proceso para la industria".

· El 26 de diciembre de 2013, Obama firmó una propuesta de ley presentada por los republicanos (el senador por Dakota del Norte John Hoeven y el representante Kevin Cramer fueron los principales promotores), aprobada solo seis días antes. Esta fue la Ley de la Agencia de Restructuración de la Gestión de Tierras S. 244 y H.R. 767. Esta creó nuevas oficinas para las Agencias de Gestión de Tierras en Dakota del Norte y Montana, con el fin de emitir autorizaciones rutinarias sin objeciones y acelerar las licencias para la fracturación hidráulica en terrenos públicos en la cuenca de esquisto de Bakken.

Este no es un asunto de políticas de partido. Obama es una continuación de la perspectiva de la Fuerza de Tarea sobre Energía del infame Dick Cheney, para hacer cualquier cosa que demande la red del petróleo y gas de Wall Street-Londres.

Así que por la presente, el Congreso queda informado: Si usted respalda la fracturación hidráulica, ya sea por sus fantasías sobre la independencia energética, para enfrentar a Rusia, sea lisa y llanamente por el viejo soborno y la corrupción, usted está listo para el enjuiciamiento político.

I. Crisis de los estados de la parte norte del medio oeste

Con el inicio de la estación de siembra de abril en la parte norte del medio oeste, prevalece el caos en la agricultura, debido directamente de las operaciones de fracturación hidráulica del esquisto de Bakken y de su transporte por tren. El ferrocarril BNSF domina el servicio de trenes en esta región, y el Ferrocarril del Pacífico Canadiense (Canadian Pacific Railway) ocupa el segundo lugar. El BSNF pertenece completamente al grupo Berkshire Hathaway de Buffett. Con la administración de Obama, Buffett está consumando la política del imperio financiero británico del "boom" de fracturación hidráulica del petróleo.

La severidad de la crisis de la agricultura resultante la expusieron el 10 de abril los líderes de los estados agropecuarios de los llanos del norte en una audiencia de la Comisión de Transporte Terrestre (STB, por sus siglas en inglés) del Departamento de Transporte, en Washington DC. La STB comité expidió entonces una directiva inusual el 15 de abril, para ordenar al BNSF hacer envíos especiales de fertilizantes, y presentar para el 18 de abril su plan para cumplirla; e "informar sobre sus planes para asegurar el envío de embarques de fertilizantes para la plantación de los cultivos de primavera en los Estados Unidos, y, empezando el 25 de abril de 2014, preparar informes semanales de seis semanas sobre la situación del envío de fertilizantes a sus respectivas redes".

La directiva de la Comisión de Transporte Terrestre declaró que tomó su decisión, "Dada la necesidad inmediata de que los fertilizantes lleguen en los plazos para la siembra que ya se aproximan, y los potenciales efectos perdurables y generalizados si no se cumplen esos plazos".

Los testimonios en la audiencia aportaron historias de horror sobre las consecuencias de la bonanza ferroviaria de Buffett con el petróleo de esquisto. Brian Schanilec, un granjero de quinta generación de Dakota del Norte y presidente de la compañía Forest River Bean, dijo: "Tenemos cosechas que no podemos vender; rebajas [pérdidas por la caída de los precios de sus productos, nde] que son históricas. Y ahora, no tendremos para plantar la mitad de nuestros acres porque no podemos hacer llegar nuestras cosechas al mercado. Esta es la mayor encrucijada en nuestra historia. No podemos asegurar el suficiente fertilizante para plantar nuestros cultivos este año". (El video de la audiencia en inglés está disponible en: www.stb.dot.gov).

Fertilizante. Las cooperativas de granjeros en las dos Dakotas [del Norte y del Sur] no han podido recibir o reservar con anticipación los envíos de fertilizante para los cultivos de primavera. El estado necesita unas 800 mil toneladas de fertilizantes de nitrógeno cada año y no han llegado. Algunas cooperativas incluso han cerrado la preventa de fertilizante porque no lo pueden enviar oportunamente.

Maíz. Mark Watne, presidente de la Unión de Granjeros de Dakota del Norte, dijo en la audiencia del 10 de abril: "Hemos escuchado a gerentes de cooperativas que creen que el 85% de la cosecha de maíz de este año [2013] todavía está en las granjas o en lugares de almacenamiento. Ellos también creen que es muy posible que la cosecha de este año no se mueva antes de que la nueva cosecha esté lista para almacenarse. Para agravar aún más esto, existe un temor creciente de que las cooperativas no puedan acceder al fertilizante que necesitan para sembrar los cultivos de este año".

El secretario de Agricultura de Dakota del Sur, Lucas Lentsch, dijo a la audiencia que por lo menos existe un retraso de 11,000 vagones para el embarque del cereal. Los montacargas tienen problemas con los desperdicios; muchos no pueden aceptar más granos para almacenar. El gobernador Dennis Daugaard ha advertido que este estado podría llegar a ser el "almacén de granos" del mundo, si no se cambia el sistema ferroviario.

Trigo. Los envíos hacia fuera están retrasados al menos un mes en los estados trigueros del norte. El director de la Asociación de Granos y Alimentos de Minnesota, Robert Zelenka, manifestó en la audiencia de la STB que "una de nuestras mayores preocupaciones hacia adelante es la probabilidad de entrar en la cosecha de otoño con los silos cerrados, repletos de granos y sin transporte para embarcarlos. Esto creará algunos problemas mayores, que repercutirán en los depósitos de las granjas y el retraso de las cosechas".

Al otro lado de la frontera, en Canadá, unas seis millones de toneladas de trigo están atascadas y no se pueden mover. Los granjeros asumen pérdidas. Muchos no pueden vender. El gobierno canadiense está contemplando un cambio de normas nacional, para permitir más interconexión de los servicios ferroviarios canadiense y norteamericano de parte de la sede de BNSF en Estados Unidos, ¡que ya está fallando en el lado estadounidense de la frontera!

Azúcar. American Crystal Sugar, con sede en las afueras de Fargo, Dakota del Norte, anunció a principios de este año que debido a la falta de servicio ferroviario, disminuirá la producción (de azúcar de remolacha) en tres de sus plantas, pues se está quedando sin espacio de almacenaje, esperando por los vagones del ferrocarril.

Propano. La escasez de provisiones de propano y sus precios hiperinflados han causado estragos en la parte norte del Medio Oeste desde diciembre, y por razones paralelas al control que tiene Buffet sobre el transporte ferroviario de petróleo: el sistema de gasoductos de Estados Unidos, del cual Buffett es un propietario principal, está al servicio del cártel exportador y de otros intereses, por encima de las necesidades agroindustriales y públicas.

Los estados de la parte norte del Medio Oeste, así como de Nueva Inglaterra y el Sur, fueron golpeados este invierno con la escasez de propano y los precios que están alcanzando sus máximos. Y sigue siendo así. En la audiencia de la STB, el líder de los cereales de Minnesota, Robert Zelenka, habló acerca "del problema recurrente con el movimiento y disposición del propano para las necesidades del secado de los cereales de otoño y la calefacción de los hogares".

En los 18 meses pasados, el gobierno de Obama levantó las restricciones contra la exportación de algunos gases naturales licuados (GNL), incluyendo el propano. Dado que el precio del "mercado" mundial fue mucho más alto que el nacional, los cárteles de Londres y Wall Street lo embarcaron para el exterior. Las exportaciones de propano y propileno se han multiplicado por 5.5 en los dos últimos años, triplicándose tan solo en el último año. En 2013 se exportó más del 20% de todo el propano de Estados Unidos, muy por encima del solo 5% en 2008.

El 7 de febrero, la Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, por sus siglas en inglés) promulgó la primera directiva de su historia, a una de las firmas del cartel del gasoducto (Enterprise Products Partners LP), obligándola a revertir sus envíos de gas y propano a los puertos y en su lugar hacer envíos del Sur al Norte, para llevar el suministro de gas de emergencia a los estados del norte centro. Esta directiva se dio en medio de la crisis de este invierno, cuando los usuarios del propano, incluyendo granjas, casas, escuelas e instituciones, estaban devastados.

II. Crisis de los estados del suroeste

La sequía de California, Texas y el Oeste constituye una emergencia no solo a escala nacional sino mundial, por la falta de alimentos y agua. Sin embargo, la fracturación hidráulica está consumiendo volúmenes críticos de agua para la extracción de petróleo y gas, en áreas que necesitan agua desesperadamente.

Un informe publicado este año por el grupo de investigación Ceres,[1] con sede en Boston, documentó esto en un mapa de las regiones presionadas por la escasez de agua (del World Resources Institute) sobrepuesto con los lugares de los nuevos pozos de fracturación hidráulica, para el período de 29 meses que va de enero de 2011 a mayo de 2013. Los resultados son los siguientes:

· Cerca de la mitad (47%) de los pozos de petróleo y gas explotados mediante fracturación hidráulica en Estados Unidos y Canadá están en áreas sumamente presionadas por la escasez de agua. En California, Nuevo México y Wyoming, la mayoría de los pozos se han perforado en regiones donde la escasez de agua es extrema. Texas encabeza la lista de los estados con mayor número de esos pozos, con más de 9,000 abiertos en zonas con escasez extrema de agua y otros 9,000 abiertos en lugares propensos a la sequía.

· En estas áreas solo se recicla alrededor del 5% de toda el agua de fracturación hidráulica; esto es, el 95% se "consume" y desaparece. Esto ha llevado directamente, en lugares tales como el oeste de Texas y el este de Nuevo México, al cierre de ranchos y a pueblos que se están quedando sin agua.

· Durante el periodo de estudio de 29 meses, la fracturación hidráulica consumió 97 mil millones de galones de agua; esto es, alrededor de 45 mil millones de galones por año (0.14 MAFY).

III. Crisis de abastecimiento nacional de alimentos

Los estados al oeste del río Misisipí son responsables del mayor porcentaje de la producción de alimentos de Estados Unidos, desde el cinturón de los cereales en la altiplanicie, hasta el ganado en Texas y la "cesta de frutas y verduras" en California. California por sí sola aporta más del 40% de toda la producción de frutas frescas y verduras en Estados Unidos, y del 20% de leche. Hoy todo esto está seriamente amenazado por la combinación de la sequía y la política de fracturación hidráulica que está usando el agua directamente, y que ha creado el "boom" del petróleo y el gas de esquisto que ahora ha trastornado el transporte de los productos agrícolas y la cadena alimentaria a gran escala.

Los ya crecientes precios de los alimentos en Estados Unidos se van a disparar. Un ejemplo lo subraya: la carne de res. El precio promedio de venta al por menor de la carne de res fue de US$ 5.36 dólares la libra en marzo, más de 33 centavos por encima del pecio de diciembre de 2013. Las existencias de ganado de Estados Unidos cayeron en enero a su punto más bajo en 63 años, mientras sigue creciendo el cártel de las exportaciones. En Texas, el estado líder en la producción de ganado, donde una sequía de varios años ha causado una severa contracción de su existencia, se concentra la mayoría de los pozos de petróleo y gas por fracturación hidráulica de la nación.

IV. El desastre del transporte

Los embarques de petróleo y carbón ahora ocupan el 48% de toda la carga transportada por ferrocarril en Estados Unidos, debido mayormente al crecimiento espectacular en la producción de petróleo obtenido por fracturación hidráulica. Los embarques de petróleo crecieron de 9,344 cargamentos en 2008, ¡a 434,032 en 2013! En 2009, Dakota del Norte produjo 200,000 barriles de petróleo por día; hoy produce casi 1.1 millones por día. Los embarques de petróleo crecieron 5.6% en 2013 con relación a 2012, y 6.6% en 2014 hasta hoy con relación a 2013. Además del petróleo mismo, se necesitan unos 40 vagones de arena y otros insumos por cada pozo fracturado hidráulicamente.

Este aumento en embarques de petróleo ha ocurrido cuando, en general, el volumen total de embarques por ferrocarril ha estado cayendo en los años recientes, en la medida en que la economía se contrae. El total de embarques en 2013 fue de 14.377 millones de embarques, en comparación con 14.960 millones en 2008. Sin embargo, en este proceso de contracción no se ha dispuesto de ninguna capacidad "de reserva" para manejar el boom de la fracturación hidráulica. Se han desplazado dramáticamente los embarques de otros bienes y también el servicio de pasajeros.

En enero de 2014, la Asociación Nacional de Pasajeros de Ferrocarril recurrió al secretario de Transporte, Anthony Foxx, porque el transporte de petróleo estaba perturbando el servicio de de tren de pasajeros, Amtrak. El tren Empire Builder de Amtrak (de Chicago a Portland, Oregon, y de allí a Seattle), que corre por una ruta de BNSF, ha tenido frecuentes interrupciones en el servicio de Chicago a la costa oeste, debido directamente a los embarques de petróleo de BNSF desde el campo de petróleo de esquisto bituminoso de Bakken. El presidente de la asociación, Ross Capon, calificó a esta situación de intolerable: "Al petróleo crudo se le está dando prioridad sobre la gente".

Están ocurriendo accidentes espectaculares, derrames e incendios en los trenes que transportan petróleo. El 30 de diciembre de 2013 se descarriló un tren petrolero de BNSF y explotó cerca de Casselton, Dakota del Norte, cuando transportaba "crudo ligero compacto". En Quebec, Alabama, Pensilvania Occidental y otras partes, han ocurrido otros descarrilamientos, explosiones e incendios.

Pero está en marcha un plan frenético de las corporaciones para ganar posiciones con planes de expansión de toda clase por el boom de la fracturación hidráulica, en los ferrocarriles, refinerías, conexiones de oleoductos, etc. El mismo día del desastre de Casselton, Buffett (Berkshire Hathaway) adquirió una buena parte de Phillips Specialty Products, Inc., una subsidiaria de Conoco Phillips, que se especializa en la maximización del flujo de los oleoductos y en las tecnologías de interfase oleoducto-refinería. Actualmente esta compañía es una subsidiaria de Phillips 66, en la que Berkshire Hathaway ya posee 27 millones de acciones o alrededor de $1,000 millones de dólares, o sea la propiedad del 5%; además de $3,000 millones en ExxonMobil y $500 millones en Suncor.

En enero de 2013, Phillips 66 compró 2,000 vagones petroleros a través de BNSF. Los han estado utilizando para llevar el petróleo de Bakken a la costa este (a las refinerías de Nueva Jersey) y en el futuro lo llevarán a la costa oeste. Tesoro Oil compró 1,000 vagones petroleros para BNSF, para trasladar su petróleo de Bakken a sus refinerías de la costa oeste. Es incluso más barato que el crudo Brent o que el petróleo de la vertiente norte de Alaska. Esta compañía (Valero) también pretende llevar el petróleo de Bakken a las refinerías de Vancouver y luego embarcar los productos refinados a Alaska. Todo esto multiplica los peligros.

Esta es la política de energía que ha impulsado Barack Obama con "telefonazos y plumazos" (Decretos Ejecutivos) y mediante el fomento de la legislación para eliminar la regulación efectiva de la fracturación hidráulica. La fracturación hidráulica del petróleo es la carga más rentable del ferrocarril BNSF de Buffett y de la red de oleoductos. ¿Tiene esto algo que ver también en la postergación del oleoducto Keystone por parte de Obama?

V. Política de agotamiento de recursos

Según el principio de la aplicación de los avances crecientes de la ciencia y la tecnología, como el determinante del modo de energía de una economía, el retroceso a la fracturación hidráulica y la expansión retrógrada del petróleo y el gas como estándar para la generación de electricidad y el transporte es una política que nos condena a la ruina. Nunca debimos haber detenido nuestra marcha hacia la energía nuclear y debemos retomar este camino, ahora de manera intensiva. El impulso hacia la energía de fusión nuclear es la pieza central.

Tan solo el factor del rendimiento decreciente, debido a los esfuerzos cada vez más difíciles para excavar en la corteza terrestre en busca de petróleo y gas, es evidencia la estupidez. La energía nuclear significa la habilidad para crear recursos naturales y, así, el futuro.

A menos que se detenga la fracturación hidráulica, vamos rumbo a la extinción. Ahora mismo, Estados Unidos cuenta con más del 10% de toda la producción de crudo mundial, cuya participación se explica significativamente por Texas y Dakota del Norte, y por la fracturación hidráulica de formaciones de roca compacta. De acuerdo con la publicación del 26 de marzo de la Agencia de Información sobre Energía, el 10% se desglosa así: más del 4% proviene de "esquistos bituminosos" (fracturación hidráulica) y el resto de perforación convencional. Las principales regiones petroleras son la formación Eagle Ford de Texas y la formación de Bakken, en Dakota del Norte.

Ahora la máquina de fracturación hidráulica está preparada para aplastar a México, a cambiar sus leyes y su Constitución, para causar la devastación en la cuenca de Burgos y otras partes.

La llamada "revolución de la fracturación hidráulica" fue fraguada desde el principio por la sección de materias primas del imperio financiero angloholandés —los nexos de Royal Dutch Shell, British Petroleum y otros-– como un medio de control de la energía, impedir el desarrollo de la energía nuclear y destruir a las naciones.

Veamos el rol de Dick Cheney. Su compañía, Halliburton, fue fundamental para instrumentar nuevas técnicas para el proceso y para aprovecharse de la protección contra las regulaciones, lo cual fue concertado por Cheney y demás en el gobierno de G. W. Bush.

Después de su período en Halliburton, Cheney pasó a asumir la dirección de la Casa Blanca. Uno de sus primeros proyectos fue encabezar la Fuerza de Tarea sobre Energía (de enero a junio de 2001) para gestar una estrategia nacional de energía, con un equipo de trabajo en el que participaron diferentes departamentos del gabinete que se reunían con los miembros de los principales carteles de la energía, como Enron, ExxonMobil, Conoco, BP y Royal Dutch Shell.

Además de identificar las zonas del petróleo iraquí que le interesaban a los carteles angloamericanos, la fuerza de tarea identificó la fracturación hidráulica como "una de las fuentes de crecimiento más rápido de la producción de petróleo". También declaró que se debería reconsiderar cualquier restricción regulatoria que no tomara en cuenta los "avances tecnológicos".

El siguiente paso se dio con la Ley de Política Energética de 2005 (EPA, por sus siglas en inglés), que modificó la Ley de Agua Potable Segura para excluir la fracturación hidráulica de la supervisión especial de la EPA y especificó que los productos químicos utilizados en el proceso ¡no fueran etiquetados como sustancias contaminantes bajo la Ley Federal de Agua Limpia! No es de extrañar que a esta enmienda se le llamara el "resquicio de Halliburton", debido al papel abrumador que jugó Halliburton para asegurar que el Congreso exceptuara esta tecnología de la racional supervisión medioambiental.

Cuando Obama llegó, en 2009, en deuda con los mismos intereses financieros británicos, simplemente continuó el trabajo.

VI. Saquen a Warren Buffett

Las actividades de Buffett para causar daño a la nación mediante su imperio en transporte ferroviario, gasoductos, la compañía de electricidad Mid-America y otras operaciones en infraestructura básica (así como seguros, etc.), con lo que ha maximizado el daño causado por la fracturación hidráulica, son causales suficientes y urgentes para sacarlo del oficio corporativo. Sus actividades revelan su pedigrí como funcionario del neoimperio británico de la City de Londres y Wall Street. Él ha hecho una serie de adquisiciones estratégicas que ha utilizado para subvertir a la nación. Él trabaja en connivencia con el engranaje de Royal Dutch Shell, Chevron, BP, Halliburton y demás, para imponer todos los aspectos de la "revolución de la fracturación hidráulica" del petróleo y el gas en todo el mundo. En particular, Buffett estuvo involucrado en el escrutinio a Obama para su papel como el pelele de la Casa Blanca para Londres.

Berkshire Hathaway de Buffett adquirió el ferrocarril BNSF a fines de 2009, por $34 mil millones de dólares, la mayor compra en la infame historia de Buffett. Hoy BNSF opera una ruta de 32,500 millas de recorrido en 28 estados y en dos provincias de Canadá, y domina completamente las principales regiones de Estados Unidos.

Cuando de 2012 a 2013 hubo un incremento interanual en el total del volumen de carga en Estados Unidos, una compañía, la Burlington Northern de Buffett, acaparó la mitad. En febrero, BNSF anunció que este año gastará $5 mil millones de dólares, de los cuales empleará $2,300 millones en su "red básica y activos relacionados", en gran parte para el acarreo de más petróleo fuera del campo petrolero de Bakken en Dakota del Norte y Montana.

Buffett es también un destacado propietario de gasoductos; ingresó a este sector vital de la infraestructura de Estados Unidos durante los años de la desregulación de la energía, bajo la perspectiva de la Fuerza de Tarea sobre Energía de Cheney. Buffett también tiene una compañía de electricidad, Mid-America, en los estados centrales; en 2013 canceló planes de la compañía para construir una nueva planta de energía nuclear en Iowa y está ampliando la colocación de granjas para turbinas eólicas.

Buffett está entre las 85 personas más ricas del mundo,[2] cuya fortuna personal de todos juntos (más de $1.7 billones de dólares) excede la riqueza de los 3,500 millones de habitantes más pobres del mundo. Sus activos financieros propios se estiman en $53,500 millones, lo que lo coloca entre los 31 estadounidenses que están en la lista internacional.

En mayo de 2009, Buffett estuvo entre los asistentes a la reunión del Club de milmillonarios en la ciudad de Nueva York, con Bill Gates, George Soros, Ted Turner, Michael Bloomberg y otros, para deliberar sobre su objetivo de reducir la población del planeta.

En este contexto, Buffett ha apostado a Barack Obama a fondo hasta la fecha. En diciembre de 2004, Obama, entonces senador electo de Illinois, tuvo una reunión secreta con Buffett, para conspirar sobre la nueva carrera de Obama en el Congreso promovida por los británicos. Obama fue a Omaha en un jet alquilado, para una comida privada con Buffett y su hija Susan Buffett. El equipo de campaña de Obama en Chicago trató de mantener esto en secreto, dada su retórica de "hombre del pueblo" contra los ricos. Pero la reportera Lynn Sweet lo divulgó esto en su momento.

En agosto de 2007, Buffett patrocinó un evento para recaudar fondos para Obama, su esposa e hijas; y otro en el otoño.

VII. Congreso: actuar o ser impugnado

Cada aspecto del mentado "boom" de la fracturación hidráulica muestra que es un delito contra la humanidad. Pero, en los términos de Wall Street y la City de Londres, Obama y el séquito de republicanos y demócratas la presentan como un gran logro, aun cuando agrava la inmediata crisis del agua, de alimentos, de los fletes, de la calefacción y de los medios de vida.

Unos pocos congresistas que respaldan la "revolución del esquisto", están exigiendo pequeñas "reformas" para ayudar a que el malvado sistema "funcione mejor". El senador republicano de Dakota del Norte, John Hoeven, y el senador demócrata de Illinois, Dick Durbin, piden un fondo federal para frenar los accidentes ferroviarios en el transporte de petróleo. El 4 de abril el senador demócrata de Minnesota, Al Franken difundió una carta exigiendo que el Congreso funde una nueva agencia, un Fondo para el Transporte Seguro de Productos Energéticos, para manejar el transporte del petróleo crudo. Unos 800 mil barriles diarios salen de Bakken en camiones cisterna. Pero no se puede retorcer lo malvado para hacerlo mejor.

El 25 de marzo, la presidente de la Comisión de Energía del Senado, Mary Landrieu (demócrata de Louisiana) sostuvo una audiencia para exigir más fracturación hidráulica y exportaciones de GNL, para que Estados Unidos llegue a ser la nueva "superpotencia" del petróleo y el gas. La destacada líder de la minoría, la senadora Lisa Murkowski (republicana de Alaska) y otros le hicieron eco.

El 4 de abril, la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes condujo una audiencia para impulsar la fracturación hidráulica en la formación de esquisto Monterrey, de California. El disfraz se mostró en el título, "Independencia energética: Oportunidades nacionales para revertir la creciente dependencia de California en el petróleo extranjero". El presidente de la Comisión, el republicano Doug Lamborn, de Colorado, exigió que se disminuyeran las regulaciones para acelerar la perforación.

Notas

[1] Monika Freyman, "Hydraulic Fracturing & Water Stress: Water Demand by the Numbers" (Fracturación hidráulica y presión por el agua: Demanda de agua en números), Ceres, febrero de 2014.

[2] Cálculos de OxFam, enero de 2014.