Rusia responde a la última ronda de sanciones de Obama

2 de may de 2014

30 de abril de 2014 — Mientras el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, enérgicamente afirmaba que "denunciamos las sanciones en todas sus formas", el Presidente Vladimir Putin tuvo una actitud más lacónica, como es su costumbre, ante el anuncio de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de nuevas sanciones en contra de Rusia.

Putin declaró: "Desearíamos mucho no tener que recurrir a ninguna medida en respuesta. Yo espero que no tengamos que llegar a este punto. Pero si continúa algo como esto, obviamente vamos a tener que pensar sobre quien está trabajando en los sectores claves de la economía rusa, incluyendo el sector energético, y cómo lo está haciendo".

Puede estar uno seguro de que el punto no le pasó desapercibido a la British Petroleum (BP) y a la Royal Dutch Shell, entre otras, cuyos ejecutivos más altos han estado peregrinando a Moscú para reunirse con Putin y tratar de asegurarse de que las sanciones no afecten sus actividades en Rusia.

El Viceprimer Ministro Dmitri Rogozin prefirió un discurso más irónico. La agencia noticiosa Interfax informa las declaraciones de Rogozin ayer en el sentido de que, dado que las nuevas sanciones tenían la intención "de asestarle un golpe al sector de construcción de cohetes de Rusia, entonces por ende van a estar exponiendo a sus astronautas en la Estación Espacial Internacional (ISS)". En su cuenta en Twitter, Rogozin agregó que quizá EU, podría "lanzar sus astronautas a la ISS usando un trampolín".