Epidemia de heroína en los Estados Unidos de Obama; Gran Bretaña es la 'verdadera botica'

3 de may de 2014

1 de mayo de 2014 — Funcionarios estatales y locales en Estados Unidos están luchando porque "se haga algo, lo que sea" sobre la epidemia de heroína y opioides que azota a todas y cada una de las regiones del país, zonas urbanas y rurales. Pero las medidas que se están discutiendo en las audiencias a nivel local, estatal y del Congreso federal sobre esta catástrofe son comparables a las discusiones sobre cómo mejorar los cuidados paliativos que se les da a los pacientes moribundos en un hospicio. Esta catástrofe es el resultado intencional de la Guerra del Opio moderna librada por la corona británica en contra de Estados Unidos y al mundo entero, y solo se puede derrotar derrotando al imperio y forzando un cambio de paradigma total, dejando de lado la podredumbre cultural y científica que enfrenta la juventud actualmente. Esto empieza con sacar al Presidente Barack Obama de su cargo, quien ha llevado hasta su fase final esta guerra del opio, al legalizar la marihuana y prometerle a los bancos de Wall Street y Londres, que obtienen ganancias ilícitas con el tráfico de drogas, que "no habrá cárcel" para ellos.

Como muestra de la catástrofe, en la audiencia sobre esta crisis que organizó la Subcomisión sobre Supervisión e Investigaciones de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, el pasado 29 de abril, se dieron cifras de que el uso de heroína en el país se elevó un 79% entre el 2007 y 2012. Los testigos de agencias oficiales testificaron que entre 3,040 y 3,280 personas han muerto por envenenamiento con heroína cada año entre el 2008 y el 2010.

Funcionarios locales y estatales de todas partes del país informaron que esas cifras se han "disparado" desde el 2010 a la fecha. El diario Toledo Blade de Ohio informó en su editorial del 27 de abril sobre la "Explosión epidémica" que "las muertes por sobredosis de heroína en Ohio se elevó casi un 60% en el 2012". Ese año hubo 680 muertes reportadas oficialmente como relacionadas a la heroína, y "el procurador general del estado, Mike DeWine, dijo en el editorial del Blade que él calculaba, de la contabilidad que compila por separado su despacho, que por lo menos 1,000 muertes de este tipo ocurrieron en el 2013".

Si solo en el estado de Ohio hubo 1,000 muertes por sobredosis con heroína, ¿cuantas muertes han ocurrido realmente a nivel nacional actualmente?

En una de las 14 audiencias bipartidistas que ha sostenido en todo el estado, el Grupo de Trabajo sobre Adicción a la Heroína y otros Opioides del Senado estatal, funcionarios del Valle de Hudson del Estado de Nueva York informaron sobre un aumento de entre el 80 y 100% en los últimos años en el número de personas que habían requerido servicios de emergencia debido a una sobredosis de heroína. Los funcionarios del Condado de Saint Lawrence hablaron de un aumento del 280% en los arrestos relacionados a la heroína en el 2013 en relación al 2012, y dijeron que el 2014 está en camino a reportar un aumento del 120%.

Según el Procurador del Condado de Monmouth, Nueva Jersey, Christopher Gramiccioni, mueren más personas por sobredosis de heroína que de accidentes fatales en carreteras y por homicidio. A nivel estatal, los funcionarios informaron que la disponibilidad cada vez mayor de heroína cada vez más pura y fuerte ha llevado a un aumento en las muertes relacionadas a las drogas (es decir, que incluyen no solo la heroína), de 1,026 en el 2011 a 1,294 en el 2013.

Como era de esperarse, el área metropolitana afectada por la desindustrialización de Detroit es un holocausto, en donde el alguacil del Condado de Oakland, Michael Bouchard, informó que los casos de heroína han aumentado más del 300% en el último año, y que "parece que esa es la tendencia por todos lados".

En la audiencia del 29 de abril, una congresista consternada de Florida dijo que le habían informado que en el estado de Florida hay un caso de sobredosis cada 7 u 8 minutos.

Tras la epidemia de heroína: Narcotráfico SA

"...¡Oh verdadero boticario! Rápidas son tus drogas. Y así, con un beso muero..."

— Romeo y Julieta, V iii

Para saber que está detrás, y loo que no está detrás de la epidemia de consumo de heroína que está asolando ahora a Estados Unidos, hay que tener presente ciertas cosas básicas. Lo fundamental es: No culpes de ellos a la "oferta y demanda"; más bien, es el resultado buscado con la nueva Guerra del Opio que libra Narcotráfico, S.A. del imperio británico que funciona como un cartel único global totalmente integrado, en donde los bancos más grandes son los que toman las decisiones políticas desde Afganistán hasta Colombia.

La producción mundial total de opio en los últimos 6 a 7 años ha sido relativamente estable, en alrededor de 6,000 toneladas métricas al año. Durante este período ha habido altas (8,440 ton. en el 2007) y bajas (4,000 ton. en el 2010), pero a partir del 2010 la tendencia ha ido inexorablemente al alza, elevándose en un 30% en el 2013, comparado con el 2012. Durante todo este período, hay ciertos hechos que son notables:

· Afganistán se ha convertido en la superpotencia de las opiáceas bajo la presencia vigilante de los británicos, Obama y la OTAN, produciendo cerca del 90% del total del opio a nivel mundial.

· Más del 95% de la heroína consumida en Estados Unidos proviene de México (que está sufriendo un boom en la producción de opio y heroína) y de Colombia, no de Afganistán.

· El precio de la heroína se ha estado reduciendo sistemática y consistentemente desde 1980 (cuando el costo de un gramo puro en Estados Unidos era de unos $2,000) a la fecha (unos $350 por gramo de heroína pura). Esto no tiene nada que ver con la oferta y demanda. Es simplemente una estrategia de mercadeo de Narcotráfico, S.A. para librar su nueva Guerra del Opio en contra de la población mundial: bajar los precios para expandir el mercado.

· En la década pasada, la oferta de opio y heroína ha sido muy superior a la demanda existente de estas drogas, como informó la EIR del 27 de febrero del 2009 en su artículo de portada "Britain’s Dope, Inc.: Marker for Humanity’s New Dark Age" (Narcotráfico S.A. de Gran Bretaña; signo de la Nueva Era de Tinieblas de la humanidad): [1]

"Según el Informe Mundial sobre Drogas del UNODC del 2008, 'enormes cantidades de opio, heroína y morfina (miles de toneladas) están retenidas y no se han lanzado al mercado'. El informe señala correctamente que 'estas reservas son una bomba de tiempo para la salud pública y la seguridad global'. Es más, el informe establece que nadie sabe en donde están exactamente esas reservas, excepto que no están en manos de los campesinos que cultivan la amapola. Tenemos que 'encontrar el opio perdido' urgentemente dice la UNODC".

Viendo la explosión en la adicción a la heroína en los E.U., uno no puede menos que preguntarse: ¿no habrá soltado ya Narcotráfico S.A. la bomba de tiempo dentro de Estados Unidos?

La mayor parte de las reseñas periodísticas actualmente le atribuye simplistamente el aumento en el consumo de heroína en Estados Unidos, en el mejor de los casos, a la prohibición de los opioides con receta como el Oxycontin y el Vicodin, lo cual es una falacia de composición. Pero lo que es cierto, como le dijo Matthew Barnes de la DEA de Seattle al Wall Street Journal [2] es que el abuso en el uso de drogas por la promoción anterior de los opioides recetados significa ahora que "básicamente, hay una generación de adictos a la heroína ya fabricados". El Journal agrega: "Dada la creciente oferta, los narcotraficantes han inundado mercados con heroína. Ex usuarios... dicen que los traficantes promueven la droga agresivamente".

¿Quien dice que la reina no promueve las drogas?