Robert Parry: Putin le lanza un salvavidas a Obama en Ucrania. Obama deberia tomarlo y romper con los neoconservadores

9 de may de 2014

9 de mayo de 2014 — En un articulo publicado en Consortium News el 6 de mayo [1] el periodista investigador Robert Parry le aconseja a Obama que si quiere encontrar una forma de salir del hoyo en Ucrania, como lo hizo en Siria, tiene que trabajar con Putin, y repudiar los cuentos unilaterales que han creado su propio Departamento de Estado y los medios estadounidenses, incluyendo el reconocer el papel de los neonazis en Ucrania.

"Obama va a tener que reconocer la realidad compleja de Ucrania, una sociedad ampliamente dividida entre este y oeste, y reconocer que la revuelta del Maidan respaldada por Estados Unidos para derrocar al Presidente electo Viktor Yanukóvich fue en realidad encabezada por milicias neonazis quienes continúan con actos brutales en contra de sus oponentes políticos, entre ellos la masacre del 2 de mayo en Odesa donde murieron decenas de ucranianos rusos".

Para resolver la crisis, dice Parry, Obama va a tener que dejar su "tono arrogante" y admitir que su propio gobierno ha estado "retorciendo los hechos" y va a tener que reconocer que la cooperación con Putin es esencial para poder controlar esta crisis cada vez más sangrienta.

Todo esto es cierto. Pero a la reina británica no le va a gustar nada de esto, y es su mano controladora la que está llevando la crisis ucraniana hacia una Tercera Guerra Mundial, algo que todos los analistas pasan por alto, excepto Lyndon LaRouche. Es al imperio británico que contempla su derrumbe financiero a lo que teme oponerse Obama, no a ningún "equipo de competidores".