La reina utiliza al gobierno guatemalteco en su Guerra del Opio contra Estados Unidos e Iberoamérica

12 de may de 2014

12 de mayo de 2014 — Casi la totalidad de la heroína que está matando a los jóvenes estadounidenses cada vez en mayor número por todo el país, proviene del sur de la frontera, desde México, Guatemala y Colombia. El control de mando está en Londres, desde donde esta semana se esgrimió la amenaza nuevamente, de que el gobierno de Guatemala pretende aumentar el flujo de heroína hacia el norte, mediante la legalización, regulación y sacando las ganancias de las plantaciones de amapola que se extienden a través de la frontera norte con México.

El proyecto para legalizar la producción de opio en las Américas, comenzando por Guatemala, está planificado, dirigido y financiado desde Londres. Lo mismo que la promoción de la legalización de la marihuana desde Estados Unidos hasta Uruguay, y el traidor británico Presidente Barack Obama, es cómplice en el apoyo a la guerra de Londres contra las Américas.

Con el aplauso de la revista Economist —voceros de la City de Londres— y con el financiamiento y el personal acostumbrado que proporciona George Soros, la Escuela de Economía de Londres (LSE, por sus siglas en inglés) publicó el 7 de mayo otro "informe de peritos" en el cual proponen la restauración inmediata del tráfico global de narcóticos como en los días de esplendor de las guerras del opio del imperio británico. El Ministro de Relaciones Interiores de Guatemala, Mauricio Bonilla López, fue el orador principal en la presentación del informe de 84 páginas, titulado "Ending the Drug Wars: Report of the LSE Expert Group on the Economics of Drug Policy" (Terminar la Guerra a las Drogas: Informe del Grupo de Expertos de la LSE sobre la economía de la política de drogas) en donde el LSE anunció que el Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina será el encargado de presentar su informe a los organismos internacionales.

La LSE —que por lo visto piensa cambiarse sus siglas por LSD— resumió su informe en el que proponen su estrategia par alas drogas: "Se debe reorientar los recursos de manera drástica para quitárselos a las políticas represivas y de aplicación de la ley", mientras que se permite a los gobiernos que realicen experimentos para reglamentar el consumo y la producción de drogas. "Los lugares que primero legalicen la cannabis aportarán un beneficio externo al resto del mundo en la forma de conocimiento, independientemente de cómo resulte el experimento. Como resultado, se deben aceptar las jurisdicciones que sean pioneras en tanto que adopten medidas adecuadas para impedir la exportación".

La agencia británica de noticias Reuters publicó una entrevista con el payaso esatrella del circo de la LSE, Bonilla López, con el encabezado de"Guatemala Sees Opium Poppies As Potential Revenue" (Guatemala ve la amapola del opio como posibles ingresos). López Bonilla le dijo a Reuters que su gobierno está considerando un impuesto sobre la venta de amapola de opio, "si decide permitir su cultivo con propósitos médicos"; la legalización de la producción de marihuana y la despenalización de los delitos menores relacionados con las drogas.

El plan de drogas del gobierno guatemalteco fue fue diseñado por Lady Neidpath, Condesa de Weysmuss y March (también conocida como Amanda Feilding), cuya Fundación Beckley promueve la legalización de toda droga psicodélica o narcótica conocida, desde la misma Cámara de los Lores. El único aspecto de su programa de enero de 2013 "Paths for Reform: Proposed Options for Alternative Drug Policies in Guatemala" (Vías para la reforma: Opciones propuestas para políticas alternativas de drogas en Guatemala) que no se menciona en las reseñas de prensa del viaje de Bonilla López a Londres, es su recomendación de que Guatemala promueva la despenalización también de tráfico regional de cocaína.