Congresista Walter Jones gana las elecciones primarias, derrota al candidato de Wall Street

9 de may de 2014

9 de mayo de 2014 — El congresista Walter Jones (republicano por Carolina del Norte), quien se ha opuesto denodadamente a la campaña bélica de Bush y Obama, y quien ha peleado por la Glass-Steagall y porque se den a conocer las 28 páginas sobre el papel de los saudíes en los ataques terroristas del 11 de septiembre, ganó su reelección con un 52% en contra de 44% del oponente este martes, evitando el ataque proveniente de su oponente respaldado por Wall Street, Taylor Griffin.

El periódico The Hill comenta: "La contienda fue la pelea más dura que haya tenido que librar Jones desde que ganó por primera vez su cargo, y su victoria se produjo a pesar de los gastos gigantescos de dos agrupaciones nacionales del GOP [como se conoce al Partido Republicano—ndr]. El súper Comité de Acción Política de los conservadores en el ámbito fiscal, "Ending Spending", y los neoconservadores de la "Comisión de Emergencia por Israel" gastaron cientos de miles de dólares en el distrito. Griffin se benefició de diversos respaldos (y ayuda tras bambalinas) de exfuncionarios del gobierno de Bush, entre ellos el ex secretario de prensa de la Casa Blanca, Ari Fleischer, así como también el respaldo tardío de la ex gobernadora de Alaska, Sarah Palin (republicana) con quien trabajó por un tiempo durante la campaña presidencial McCain-Palin. Jones hace mucho que es una espina clavada en el costado del liderato del GOP".

Algo del sabor de cómo se desarrolló la campaña visto desde el estado, está plasmado en los comentarios de los lectores que se publicaron en el portal electrónico del Beaufort Observer:

** "Todo este dinero del establecimiento de Wall Street y la periferia de Washington no llega a donde tú estás a menos que formes parte de su mundo... ¿$1.4 millones provenientes de fuera del estado para comprar un puesto? ¡Que bárbaros! ¡Seguramente tienes algo que ellos quieren comprar! Nosotros en el este de Carolina del Norte queremos decirle a esos gatos gordos con intereses especiales que nuestro distrito no esta en venta". —Rafael.

** "Su [Griffin] campaña estuvo increíblemente bien financiada con dinero de fuera del estado. Eso y el hecho de que sus anuncios eran un bombardeo constante de ataques falaces sin ningún esfuerzo por mostrar diferencias que no fueran más que los alegados de Griffin de que el es un conservador y Jones es un liberal obamista. Todos sabemos que Walter Jones no es un liberal obamista. Yo creo que la campaña de Griffin está altamente orientada hacia los votantes que tienen poca información y creo que esto es insultante". —Lynryd

** "¿Quieren los norcarolinenses hacer de espectadores y ver paralizados cómo los multimillonarios que no pertenecen a este estado, como Mike Zuckerberg, Joe Ricketts, y Sheldon Adelson junto con otros profesionales de intereses especiales de fuera del estado como Norm Coleman, Barry Jackson, Karl Rove y la Cámara de Comercio de EU compran sus peones a costa de nuestros propios representantes? El partido estatal es buena parte del problema; los compraron. El partido a nivel de condados y distritos electorales tiene que hacerle frente a esto si es que el Partido Republicano ha de ser una organización para el bien de los norcarolinenses libres". — J.P. Jones