No debemos forzar a Ucrania a que se una a la OTAN

13 de may de 2014

13 de mayo de 2014 — La revista National Interest publicó ayer un artículo de Barry R. Posen quien ante la pregunta de "¿Es Ucrania parte vital de los intereses estadounidenses?" [1] responde con un firme "no". El único interés de seguridad que tiene Estados Unidos en Ucrania, argumenta Posen, es "la conservación de una zona neutral independiente entre la OTAN y las fuerzas militares de Rusia".

A pesar de lo que se diga, "Estados Unidos e incluso sus aliados tienen pocos intereses en Ucrania y nuestras política pasadas y presentes están en conflicto con los intereses que tenemos... Si, en el peor de los casos, toda Ucrania 'cayera' en manos rusas, esto tendría muy poco impacto sobre la seguridad de Estados unidos" escribe Posen.

"Estados Unidos solo tiene un interés de seguridad en Ucrania. Y aunque no es de vital interés, la conservación de una zona neutral independiente entre la OTAN y las fuerzas militares rusas ha sido un factor de estabilización en las relaciones Este-Oeste". Ni Estados Unidos ni Rusia deberían querer regresar a los días de la guerra fría cuando "las fuerzas de la OTAN y Soviéticas estaban totalmente enfrentadas...

"Si Ucrania cae en una guerra civil, donde Rusia y Occidente ayuden a sus favoritos respectivos, también aumenta el riesgo de un enfrentamiento directo OTAN-Rusia. Para garantizar la paz entre Rusia y Occidente, se tiene que sacar de la política ucraniana la cuestión de con quien se alían internacionalmente".

Posen es profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Director del Programa de Estudios sobre Seguridad del MIT y miembro del Comité Ejecutivo del programa educativo "Seminario XXI" del MIT para oficiales militares de alta graduación, funcionarios del gobierno y ejecutivos empresariales en la comunidad sobre política de seguridad nacional, quien ha advertido recientemente sobre el peligro de la amenaza estratégica desestabilizadora del programa antimisilístico de Estados Unidos.