Putin le dice a China: las relaciones económicas conjuntas son de "suprema importancia"

21 de may de 2014

20 de mayo de 2014 — En la víspera de su visita de Estado a Shangai, China, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, conversó con los representantes de los medios informativos chinos, a quienes les manifestó que la expansión de las relaciones económicas entre Rusia y China son de "suprema importancia", tanto para ambas naciones como para la estabilidad de la economía mundial. "En el contexto de la turbulenta economía global, el fortalecimiento de comercio y de los nexos económicos mutuamente provechosos, así como el aumento de los flujos de inversión entre Rusia y China, son de suprema importancia. Esto no es solo un elemento decisivo de desarrollo socioeconómico de nuestros países, sino una contribución al esfuerzo dirigido a estabilizar todo el mercado global", le dijo Putin a los representantes de la Televisión Central China, la agencia noticiosa Xinhua, a la agencia China News Service, al Diario del Pueblo, la Radio Internacional China y a la Televisión Fenix.

Putin estará en Shangai el 20 y el 21 de mayo con otros líderes del mundo para la Cuarta Cumbre de la Conferencia sobre la Interacción y Creación de Confianza en Asia (CICA, por sus siglas en inglés). Así mismo, la Organización de Cooperación de Shangai (OCS) también emitirá una declaración conjunta.

Le preguntaron a Putin sobre la perspectiva estratégica de Rusia. "China está hacienda avances sistemáticos hacia el objetivo del 'sueño chino', es decir, el gran renacimiento de la nación. Rusia se ha planteado también la meta de restaurar un Estado poderoso. En su opinión, ¿cómo podrían interactuar nuestros países y ayudarse mutuamente para satisfacer estas tareas? ¿Cuáles son las áreas de prioridad en este sentido?" preguntó uno de los periodistas.

Putin respondió que "el fomento de las relaciones de asociación amistosas y de buena vecindad es plenamente consecuente con los intereses tanto de Rusia como de China. Ya no tenemos ningún asunto político que nos pueda impedir el fortalecimiento de nuestra cooperación en todos los campos. Mediante esfuerzos conjuntos, hemos establecido una colaboración verdaderamente ejemplar, la cual podría llegar a ser un modelo para las principales potencias del mundo".

Putin señaló que "Moscú y Beijín son muy conscientes de que nuestros países no han agotado sus potenciales. Nos queda mucho camino. Las áreas de prioridad en la colaboración en la fase actual incluyen la expansión de los vínculos económicos y la cooperación en los sectores de la ciencia y la tecnología avanzada. Juntar estas capacidades es muy útil para satisfacer las tareas del desarrollo nacional de nuestros países". Para llevar el comercio más allá de "las condiciones del mercado externo [los dos países] pondremos atención particular a las áreas de mayor avance tales como mayor eficiencia energética, protección ambiental, producción de medicamentos y equipo médico, desarrollo de nuevas tecnologías de informática, así como la energía nuclear y el espacio exterior. Vamos a instrumentar una lista de proyectos conjuntos en 40 áreas prioritarias con una inversión total de unos $20,000 millones de dólares", explicó.

Putin puso de relieve también la importancia de la cooperación en el ámbito financiero, "para protegernos de las fluctuaciones de los tipos de cambio entre las principales monedas del mundo. Por lo tanto, estamos considerando como aumentar las compensaciones financieras mutuas en monedas nacionales".

Contra el revisionismo fascista de la historia

Los periodistas chinos también plantearon la actual crisis en Ucrania, y uno de ellos señaló que en 2015 "los dos países van a celebrar el 70 Aniversario de la Victoria contra fascismo. ¿Cuál es el impacto de los esfuerzos conjuntos sino-rusos para oponerse a los intentos dirigidos a desafiar los resultados de la Segunda Guerra Mundial?"

Putin respondió que "los intentos por reescribir y distorsionar la historia se están haciendo más frecuentes. Hace cuatro años Rusia y China adoptaron una Declaración Conjunta en el 65 Aniversario de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial. Compartimos la idea de que es inaceptable revisar los resultados de la guerra, ya que las consecuencias serán sumamente graves".

"Es claramente evidente, a raíz de los trágicos acontecimientos que se desenvuelven actualmente en Ucrania, en donde los neonazis violentos están haciendo una verdadera campaña de terror en contra de los civiles...

"Con certeza que nos vamos a seguir oponiendo a los intentos de falsificar la historia, de convertir en héroes a los fascistas y sus cómplices, ensuciando la memoria y la reputación de los heroicos libertadores".

Paz mediante el desarrollo

Putin dijo también que Rusia quiere inversiones de empresas chinas para desarrollar la región del Lejano Oriente de Rusia. Esta enorme región ha sufrido enormemente por el estancamiento en las inversiones en infraestructura y por la pérdida de la población ya de por sí dispersa, desde la disolución de la Unión soviética hace ya casi 25 años. Las dos naciones han discutido sobre cooperación conjunta para desarrollar la región, lo cual es esencial, entre otras cosas porque la región del noreste de Eurasia es la base del proyecto de construir un túnel por el Estrecho de Bering que una a Eurasia con las Américas. Sin embargo, hasta la fecha la inversión real ha sido muy limitada. "Estamos interesados ciertamente de que las empresas chinas aprovechen las oportunidades y sean los primeros ahí, ya que el desarrollo acelerado del Lejano Oriente es provechoso tanto para Rusia como para China", dijo Putin.

Putin planteó un ambicioso programa para ampliar el comercio, de los actuales $90,000 millones de dólares a unos $100,000 millones para el 2015 y hasta $200,000 millones para el 2020, y destacó que "es esencial crear sólidas alianzas tecnológicas e industriales, atraer inversiones a la infraestructura y al sector energético, adelantar conjuntamente la investigación y el contacto humanitario, y sentar unas bases sólidas de desarrollo sostenible de nuestras relaciones comerciales y económicas en el largo plazo. En el proceso, el Lejano Oriente puede y debe llegar a ser una plataforma natural para la aplicación de estos esfuerzos".

El desarrollo de Siberia y del Lejano Oriente es "una de las principales prioridades nacionales de Rusia en el siglo 21", dijo Putin. "Se ha puesto el acento en el establecimiento de territorios especiales para un desarrollo económico prioritario, en los cuales se formará un ambiente económico auspicioso para atraer inversiones, asegurar condiciones competitivas para organizar plantas de producción del sector no primaria orientado a la exportación".

En cuanto a las expectativas generales de su visita de Estado, Putin explicó que "el establecimiento de vínculos más estrechos con la República Popular de China, nuestro amigo probado, es una prioridad incondicional de la política exterior de Rusia. Ahora la cooperación entre Rusia y China avanza a una nueva fase de asociación integral y de interacción estratégica. No sería erróneo decir que han alcanzado el nivel más alto en toda su historia de siglos". Putin dijo que tiene "muy buenas relaciones personales y de trabajo" con el Presidente Xi Jinping, y que "estoy seguro de que las próximas pláticas le darán un impulso poderoso al mayor fortalecimiento de la cooperación bilateral en todas las áreas y una coordinación más a fondo en el área internacional".

"Rusia y China han abogado activamente por el establecimiento de una nueva arquitectura de seguridad y desarrollo sostenible en la región Asia-Pacífico. Se debe basar en los principios de equidad, respeto al derecho internacional, indivisibilidad de la seguridad, del no uso de la fuerza o amenaza de la fuerza. Hoy día esta tarea se hace cada vez más importante. La próxima Cumbre de la Conferencia sobre Interacción y Creación de Confianza en Asia (CICA) sirve para contribuir a abordar esta tarea".