Científicos desenmascaran la última patraña verde de Obama

21 de may de 2014

21 de mayo de 2014 — Un grupo de 15 científicos dio a conocer públicamente un ataque mordaz en contra de la última hiperventilación ambientalista de Obama, el informe de 829 páginas "National Climate Assessment" (Evaluación climática nacional) —dado a conocer el 6 de mayo— y para arrancar ofrecen una defensa del hombre prometéico. Los párrafos iniciales dan una idea del sarcasmo saludable de todo el documento:

"La Evaluación Climática Nacional 2014 (NCA por siglas en inglés) es una pieza maestra de mercadotecnia que despliega por primera vez las capacidades totales del gobierno de Obama para torcer un tópico científico a como les da la gana, sin ninguna consideración por los hechos fundamentales. Con cientos de páginas escritas por cientos de científicos cautivos y especialistas en mercadotecnia, el gobierno presenta su caso de una alarma climática extrema.

"Como científicos independientes, nosotros sabemos que la evidencia aparente de cambio climático, aunque aterradora, no prueba nada...

"Se nos pide que creamos que los humanos han cambiado drásticamente el clima de la Tierra por quemar combustibles fósiles. El problema con su teoría es muy simple: no es cierta" (énfasis en el original).

Lo que sigue es una refutación punto por punto de los cinco puntos principales de la NCA, entre ellos el alegato sobre las causas antropogénicas del calentamiento; que los últimos años y décadas han sido más calurosos que en el pasado; y sobre el error de basarse en los modelos de computadora, para concluir en un momento en que "nuestro clima es sumamente cíclico, determinado por los océanos y los ciclos solares, no por el bióxido de carbono".

Entre los firmantes están: Dr. George Wolff, quien fuera presidente de la Comisión de Asesoría Científica sobre Aire Limpio de la Agencia de Protección Ambiental; Joseph S. D'Aleo, miembro de la Sociedad Meteorológica Americana; Dr. Neil Laverne Frank, exdirector del Centro Nacional sobre Huracanes en Florida; y William M. "Bill" Gray, profesor emérito de ciencias atmosféricas en la Universidad Estatal de Colorado.

En vez de solo ofrecerles citas, se les recomendaría a los lectores que vieran la totalidad del documento, un total de 8 páginas, con una colorida documentación gráfica. Se puede ver o descargar (después de crear una cuenta gratis) aquí [1].